Recordando
Retro Review de The G.G. Shinobi

Joe Musashi y su equipo ninja

Shinobi es una de las sagas más memorables creadas por SEGA en la época de los 80. Después de su éxito en Arcades en el año 87, SEGA comenzó a lanzar títulos de Shinobi para en exclusiva para sus plataformas de entonces. Uno de ellos fue The G.G. Shinobi, un excelente plataformas que vio la luz en la portátil Game Gear.

The G.G. Shinobi fue lanzado en el año 1991. SEGA fue la encargada de desarrollar el juego, haciendo un trabajo excelente a todos los niveles, lo cual ha hecho que este título se haya convertido en uno de los juegos de referencia de Game Gear. En 1992 le siguió una secuela, titulada  The G.G. Shinobi II: The Silent Fury.

El juego vuelve a tener como protagonista a Joe Musashi. Esta vez tiene que liberar a la ciudad llamada Neo City de un malvado poder. Durante su misión, tiene que rescatar a sus cuatro compañeros ninja, que se unirán a él en su misión una vez rescatados.

El juego tiene una jugabilidad parecida a la vista en anteriores juegos de la saga, pero con el añadido de poder cambiar en cualquier momento entre los diferentes ninjas que ya tengamos en el equipo. Cada ninja tiene una forma de ataque, una magia y una habilidad únicas. Debemos saber elegir al ninja idóneo para cada situación y así aumentar nuestras posibilidades de éxito. Cinco son los ninjas que podemos controlar:

  • Rojo: El protagonista, Joe Musashi. Va armado con su fiable espada, con la cual puede bloquear ataques además de atacar. Su magia provoca terremotos que acaba con los enemigos en pantalla.
  • Rosa: Lanza poderosas bombas. Las bombas las lanza en parábola, con lo que es muy útil para acabar con enemigos que están en un nivel inferior. Puede agarrarse al techo y caminar por él. Su magia lanza un rayo que ilumina zonas oscuras y aturde a los enemigos.
  • Amarillo: Lanza proyectiles mágicos. Puede cargar energía para que los proyectiles sean más poderosos. Tiene la habilidad de caminar sobre el agua. Su magia crea una barrera que protege al ninja de varios ataques.
  • Azul: Va armado con un potente gancho. Además de para atacar, puede usar este gancho para agarrarse de enganches y balancearse. Su magia le permite usar un tornado para atacar a los enemigos.
  • Verde: Usa shuriken (estrellas ninja) como arma. Pese a no ser un arma muy fuerte, permite atacar a los enemigos a gran distancia. Tiene la habilidad de realizar un doble salto, y poder lanzar un grupo de cinco estrellas mientras realiza el segundo. Su magia le permite sacrificarse, perdiendo una vida extra pero resucitando en el mismo lugar en vez de al inicio del nivel. Con esta magia también se pierden los pergaminos de magia que tengamos acumulados.

El juego está distribuido en cinco escenarios diferentes. Los cuatro primeros los podemos jugar en el orden que queramos. Los niveles son totalmente diferentes entre sí, como por ejemplo una autopista en la que avanzamos encima de coches en movimiento, o un bosque de altos árboles. Al final de cada escenario lucharemos con un jefe final, y al vencerlo rescataremos a uno de nuestros compañeros ninja. Esto hace que según en el orden que juguemos los escenarios nos puede resultar más fácil o más difícil, ya que en algunas partes de los niveles nos puede ir bien la habilidad de algunos de los ninja para superar un obstáculo o acceder a una zona secreta. Por los niveles encontramos unos contenedores en los que podemos obtener objetos que nos ayudarán. Estos objetos son corazones para aumentar nuestra salud, vidas extra y pergaminos para poder realizar las magias especiales. Además, existen unos objetos especiales que aumentan la cantidad de vida de forma permanente. ¡Cuidado! A veces estos contenedores tendrán una bonita bomba a punto de explotar que tendremos que esquivar.

En cuanto a los enemigos, no son excesivamente variados, pero en cada escenario encontramos enemigos característicos de ese escenario. Tenemos que enfrentarnos a típicos ninjas, soldados que salen desde las profundidades de un río o enemigos que nos atacarán como si fueran el erizo Sonic. Cada uno tiene su patrón de ataque y su zona de aparición, así que debemos dominar estos aspectos para poder contrarrestarlos. No es un juego fácil, pero con un poco de práctica podemos completarlo sin problema.

A nivel técnico es un juego con mucha calidad, sobre todo teniendo en cuenta que hablamos de un título de una consola portátil. Los escenarios están llenos de detalles y con mucho color. Por ejemplo, en uno de ellos se puede ver como empieza a atardecer con un efecto bastante conseguido. Los personajes también están muy bien dibujados y animados. Un punto negativo es que los ninjas solamente se diferencian a nivel visual por el color, lo cual queda bastante monótono.

The G.G. Shinobi es un gran juego. No solo goza de un gran control, el hecho de poder elegir nivel y entre cinco personajes diferentes hace que sea un juego muy original y diferente al resto de juegos de la saga. ¡Un plataformas totalmente recomendado!

Contenido relacionado