Recordando
Retro Review de Wild West C.O.W.-Boys of Moo Mesa

El salvaje oeste dominado por bovinos

Seguimos con la temática del Wild West, esta vez para hablar de un juego bastante peculiar de Konami, y con un título difícil de recordar: Wild West C.O.W.-Boys of Moo Mesa. Aunque el juego está protagonizado por vacas y toros, a simple vista recuerda a otro de los grandes títulos de Konami, el mítico Sunset Riders.

El título fue publicado en el año 1992, desarrollado y distribuido por Konami para máquinas recreativas. Al igual que muchos otros arcades de esta compañía en la época de los 90, este título está basado en una serie de animación americana con el mismo nombre. El juego toma personajes principales, enemigos y escenarios de la serie de animación como si de un capítulo más se tratase. Pese a que el resultado del juego es bastante raro, lo cierto es que nos encontramos ante un juego de acción notable, del cual podemos decir que es una secuela espiritual de Sunset Riders por su gran parecido. Ni la serie ni el juego gozaron de mucho éxito, todo lo contrario que Teenage Mutant Ninja Turtles, también creadas por el mismo artista, Ryan Brown.

El argumento es el típico de la damisela en apuros. El Marshal Moo Montana junto a sus aliados "The Dakota Dude", "Cowlorado Kid" y "Buffalo Bull" deben rescatar a su amiga Lily Bovine de las pezuñas del malvado Masked Bull.

Al empezar la partida nos encontramos con juego Run and Gun en el que tenemos que disparar a todo enemigo que encontremos en la pantalla. Este juego permite jugar hasta cuatro jugadores simultáneamente. Podemos elegir entre los personajes mencionados anteriormente, cuyas diferencias entre si solo son estéticas. En cuanto a movimientos, podemos disparar nuestra arma, saltar o usar el movimiento especial. El movimiento especial básico es una embestida, pero si hemos recogido alguno de los power ups disponibles realizaremos un movimiento más poderoso. También podemos recoger un power up que mejora nuestro disparo, haciendo disparar tres balas a la vez. En pantalla podemos ver la puntuación que llevamos, la cual aumentamos derrotando a enemigos y recogiendo oro, los tres puntos de daño que soporta nuestro personaje y el número de vidas disponible.

El juego está compuesto por siete niveles. Podemos elegir el orden en el que queremos jugar los niveles, a excepción del primer nivel y el último. En la mayoría de niveles vamos a pie, pero también hay algunas escenas en las que vamos colgados de las garras de un águila en las que podemos movernos libremente por todo el escenario. También hay otro nivel en el que vamos sobre carretas en una vía de una mina. Al final de cada nivel hay que enfrentarse a un duro y difícil jefe, todos ellos sacados de la serie de animación.

Wild West C.O.W.-Boys of Moo Mesa es un arcade muy divertido. Si os gustó Sunset Riders, en este título encontraréis más acción basada en el salvaje oeste. Es cierto que esta secuela espiritual no llega a la excelencia del primero, pero igualmente tiene esa calidad a la que Konami nos tenía acostumbrados en sus arcades de los años 90.

Contenido relacionado