Recordando
Retro Review de Dráscula

El tímido intento de reavivar un género en horas bajas

Hoy os vamos a hablar de Dráscula, una aceptable aventura gráfica con mucho humor que intentó reavivar el género dentro de nuestras fronteras (y fuera de ellas, aunque la distribución fue bastante pequeña), con esta adaptación muy libre de Drácula. El juego apareció en 1996 cuando el género ya había dado sus mejores años y había entrado en fuerte decadencia, aunque aún quedaría algún gran título por llegar como Grim Fandango, que fue el último gran lanzamiento para el género de las aventuras gráficas de la compañía más importante y exitosa en este campo, LucasArts.

Sin embargo, este juego se encontró con diversos problemas, más allá de su calidad, puesto que aunque el juego era estimable, resultaba bastante corto y tampoco aportó nada revolucionario como para ser digno de ser recordando. También tuvo que lidiar con la situación precaria de las compañías españolas, lejos quedaba ya la época dorada, puesto que todas las compañías, sin distinción, habían acabado en bancarrota, incluso la todopoderosa distribuidora Erbe.

Cómo no todo iba a ser malo y en España estamos bien nutridos de historias quijotescas, ciertas compañías seguían intentando salir a flote y hacerse un hueco. Una de estas compañías fue Alcachofa Soft, quienes al final tuvieron un recorrido más largo de lo esperado gracias a su alianza con Zeta Multimedia para desarrollar juegos basados en la licencia de Mortadelo y Filemón. Antes de poner fin a la andadura de la compañía, llegaron a lanzar una suerte de remake de La Abadía del Crímen, titulado Murder in the Abbey.

En el juego controlamos a John Hacker (Jonathan Harker en la novela como habréis deducido), un tipo normal que es enviado por una inmobiliaria para hablar con el Conde Dráscula acerca de unas tierras. Por casualidad, conoce a una hermosa rubia que ha sido secuestrada por el propio Conde, así que nuestro héroe (o antihéroe mejor dicho) se dispondrá a correr los peligros que hagan falta para salvarla.

La aventura se desarrolla como una point & click totalmente clásica, donde podremos ver desfilar a un sinfín de personajes del imaginario de terror como Frankenstein, el propio Drácula (o Dráscula), Igor... Una de las gracias del juego es el doblaje de las voces, que le aporta un plus al humor presente en todo el juego.

Respecto a la interfaz, tendremos todas las acciones en el cursor, siendo el inventario (situado en la parte inferior) lo único que no tendremos a golpe de click.

Sin ser un gran juego, lo recomendaría para aquellos aventureros más ávidos, aunque no es muy difícil y seguramente la acabarían en un fin de semana.

Contenido relacionado