Recordando
Retro Review de Moon Patrol

Patrullando por la Luna

Hoy vamos a hablar de Moon Patrol, uno de los grandes títulos de las máquinas arcade, después de los archiconocidos Galaxian, CentipedeSpace Invaders, por citar algunos del Olimpo de los videojuegos. El juego fue desarrollado por Irem, una empresa que aún se encuentra en activo pero que desde 2011 ya no ha lanzado más titulos al mercado, centrándose en máquinas de Pachinko, aunque un grupo de desarrolladores fundó una nueva compañía para poder seguir en el mercado de los videojuegos. Respecto a la distribución, se encargó una de las compañías más activas a principios de los 80 en el mercado arcade, Williams Electronics Inc.

En el juego tomamos el rol de un oficial de policia asignado al Sector Nueve, donde se encuentra la peor escoria de la galaxia. A bordo de nuestro buggy, deberemos patrullar la superficie lunar entre estaciones lunares.

Se desarrolla con un scroll lateral continuo, esto es, el vehículo está siempre en movimiento. Nosotros podremos acelerar o frenar ese avance, así como saltar con el buggy para evitar los cŕateres o las minas, o disparar a las rocas que caerán por las laderas lunares, a los OVNIs que intentarán abatirnos, a los tanques enemigos o a las plantas carnívoras.

El juego consta de 25 checkpoints (de la A a la Z) que servirán como punto de partida en caso de morir, y cada 5 conforman una etapa. Al finalizar cada una, se nos hará el reporte de puntos, obteniendo puntos extra por cada segundo por debajo del tiempo estándar.

Hay dos rutas completas. La inicial se le conoce como "Beginner Course" y, si la conseguimos finalizar, podremos participar en la "Champion Course", mucho más difícil y que supondrá un reto, sobretodo si en los arcade somos de batir los hi-scores.

Podremos obtener vidas extra si conseguimos los puntos suficientes. Por último, respecto a la interfaz, en la parte superior podremos ver los puntos conseguidos, el hi-score, las vidas restantes, el tiempo transcurrido y el checkpoint por el que vamos.

El juego, como todo aquél de principios de los 80, tiene que lidiar con la losa del tiempo, pero su jugabilidad es tan buena que aún hoy resulta muy disfrutable, aunque quizá nos pueda sacar de nuestras casillas la dificultad de estos juegos arcade pretéritos.

Antes de dar por finalizada la review, vamos a contar dos anécdotas. La primera es que el videojuego fue escogido por el editor Tony Mott para el libro "1001 videojuegos a los que tienes que jugar antes de morir", algo que deja patente la importancia de este título en la historia de los videojuegos.

La segunda es sobre el port para Spectrum. Desconocemos el motivo por el que se canceló la distribución de dicho port, pero lo que sí sabemos es que estaba finalizado puesto que la revista Crash! llegó a publicar una postiva review e, incluso, existen algunas copias del videojuego a pesar de ser cancelada la distribución comercial.

Contenido relacionado