Recordando
Retro Review de The Hunt for Red October

Jugando con los submarinos

En el año 1984 Tom Clancy, uno de los escritores sobre intrigas políticas más afamados, escribió La Caza del Octubre Rojo, una novela basada de forma más o menos libre en dos sucesos, uno ocurrido en 1961 cuando un capitán de la Armada Soviética dirigió su submarino a Suecia en lugar de a Tallin, desertando de las filas rojas; y otro basado en un motín ocurrido en 1975 a bordo de una fragata.

Como suele ser habitual con la literatura best-seller, captó la atención de Hollywood. La productora Paramount destinó 30 millones de dólares para su producción, contratando como director a uno de los mejores del momento en cine de acción, John McTiernan (La Jungla de Cristal) y dos actores muy reconocidos, Sean Connery Alec Baldwin, todo aderezado con la Banda Sonora de Basil Poledouris.

Para complementar la campaña de promoción de la película y su posible éxito taquillero, se realizó un juego que apareció el mismo año que la película, 1990, desarrollado por una pequeña compañía llamada Images Software, que tiene en su haber una adaptación de la segunda parte de Regreso al Futuro y algunos ports para las compañías Bullfrog, entre otros títulos menores.

El juego sigue el mismo argumento que la película: Un submarino nuclear soviético pone rumbo a Estados Unidos a través del Oceano Atlántico. Jack Ryan, un oficial de la CIA, debe investigar las intenciones del Capitán Soviético: si pretende desertar o si pretende atacar los Estados Unidos.

El juego está dividido en cinco partes diferenciadas:

  • Primera misión: Tenemos que llevar a Jack Ryan al USS Dallas, para ello un helicóptero nos hará descender atados a una cuerda hasta la escotilla del submarino. Consiste en ir moviendo a nuestro personaje hasta encararlo hacia la escotilla.
  • Segunda misión: A bordo del USS Dallas, llegar hasta el Octubre Rojo para ayudarlo en su deserción. Esta pantalla se desarrolla como un arcade de scroll lateral clásico, donde deberemos derribar a los otros submarinos que nos salgan al paso, evitar las bombas submarinas y cargas de profundidad, y ayudarnos de los ítems que encontremos por el escenario para recargar vida.
  • Tercera misión: Jack debe adentrarse en el Octubre Rojo. Para ello, tenemos que dirigir un batiscafo hacia el puerto del Octubre Rojo, de forma muy similar a la primera misión. Básicamente hay que irlo moviendo hasta tenerlo encarado.
  • Cuarta misión: Los soviéticos van a la caza del Octubre Rojo tras ser conocedores de su deserción. Se desarrolla de forma idéntica a la segunda misión.
  • Quinta misión: El cocinero del barco no está de acuerdo con la deserción por lo que se adentra en el silo de misiles del submarino para sabotearlo. En esta misión, como si de un Operation Wolf se tratase, debemos disparar al cocinero cada vez que se asome a través de alguna de las columnas, dirigiendo el punto de mira hacia él.

Respecto a la interfaz, esta situada en la parte inferior y nos muestra la puntuación, energía y vida restantes, así como torpedos restantes.

Como solía ser habitual en este tipo de videojuegos, eran bastante sencillos y con pocos alardes técnicos o innovadores, con mecánicas de juego muy simples. Además, es bastante corto y poco rejugable una vez superado.

Para acabar, decir que este juego no fue la primera adaptación de la novela. Dos años antes, la pequeña compañía británica Oxford Digital Enterprises lanzó un simulador de submarinos poco conocido con el mismo nombre.

Contenido relacionado