Recordando
Retro Review de Street Gangs (River City Ransom)

Peleas callejeras con un toque de RPG

Hoy vamos a tratar con uno de los beat'em up mejor recordados de NES, el carismático Street Gangs, aunque es más conocido con su nombre americano, River City Ransom. Este título es muy especial principalmente por dos motivos: su peculiar estilo gráfico y la virtud de mezclar dos géneros tan dispares en su momento como el beat'em up y el RPG.

Street Gangs fue desarrollado por Technōs Japan, y se lanzó originalmente en Japón en 1989 con el nombre Downtown Nekketsu Monogatari. En Norte América llegó en el año 1990, y en Europa no lo pudimos disfrutar hasta 1992. El juego tuvo un notable éxito en su país de origen, pero no tuvo el éxito esperado en los otros mercados. Gracias a su estilo gráfico, gameplay y sentido del humor se ha convertido en un juego de culto con el paso de los años, y actualmente es uno de los referentes cuando hablamos de juegos de la consola NES.

Este título pertenece a una serie de juegos llamados Kunio-kun, de la cual se realizan juegos hoy en día por la compañía Arc System Works, ya que adquirió sus derechos de Technōs, la creadora de la saga. La serie se llama así por el nombre del protagonista, Kunio. Renegade, Super Dodge Ball y Nintendo World Cup son algunos de los muchos juegos de esta longeva serie.

Los protagonistas de la historia son unos estudiantes de instituto llamados Alex y Ryan. Su misión es rescatar a la novia de Ryan de las garras de un pandillero llamado Slick. Para llegar hasta él, deberán enfrentarse a otras pandillas callejeras de River City, como The Squids o The Jocks.

El juego nos da a elegir con cual de los dos protagonistas queremos jugar, y si queremos jugar en modo cooperativo con otro jugador. Una vez en la partida, el sistema de juego es el típico de un beat'em up, muy parecido al que podemos ver en la versión NES de Double Dragon. Podemos movernos libremente por la pantalla, realizar patadas, puñetazos y saltar. Llama la atención que podemos saltar encima de cajas y muros para poder esquivar a los enemigos y planear mejor nuestra estrategia de ataque. Muchos enemigos nos atacarán con armas como palos o cadenas, que soltarán cuando les golpeemos, para así poder cogerlas y usarlas en su contra.

Hasta aquí es un juego de lucha normal y corriente, pero su gran baza es el componente de RPG de mundo abierto que ofrece. El juego no es lineal y podemos explorarlo como mejor nos parezca. Según la zona que exploremos encontraremos a las diferentes bandas, cada una con sus características, apariencia y patrones de ataque. En el mundo encontramos diferentes zonas de compras, en la que podemos gastar el dinero que recogemos al vencer a los enemigos. Podemos adquirir comida que nos mejoran las estadísticas y nos rellenan nuestra barra de vida, o bien comprar libros que podemos leer para aumentar nuestras estadísticas y aprender nuevas técnicas de lucha. Algunos objetos los podemos guardar en el inventario para usarlos cuando nos resulte útil, como comida para aumentar nuestra vida.

El juego dispone de un sistema de passwords que permiten recuperar nuestro progreso en el juego, aunque si lo conocemos se puede completar en menos de una hora.

La forma en la que se presenta el juego es muy llamativa y nos cautiva desde el primer momento. Los personajes están dibujados en un estilo "super deformed", y los escenarios representan todo tipo de localizaciones urbanas, como vecindarios, parques, almacenes o puentes. Además, su gran diseño hace que incluso hoy el día el es un juego gráficamente agradable. El humor está constantemente presente en el juego, desde las muecas que hacen los personajes al ser golpeados hasta las frases que dicen al atacarnos o ser vencidos.

Street Gangs se ha convertido con el paso de los años en uno de los juegos de referencia de la plataforma NES. ¡No dudéis en probarlo si tenéis la ocasión!

Contenido relacionado