Recordando
Retro Review de Ninja Gaiden

La leyenda del Ninja Dragón

El juego de hoy es uno de los grandes clásicos de NES, considerado uno de los mejores juegos de la consola, pero a su vez de los más difíciles. Este juego no es otro que Ninja Gaiden, el cual nos cuenta la batalla de Ryu Hayabusa contra una poderosa fuerza demoníaca.

Ninja Gaiden fue desarrollado por Tecmo en el año 1988, en exclusiva para Nintendo. Fue en el año 1991 cuando finalmente el título llegó a Europa, pero con el nombre de Shadow Warriors, y, por algún motivo inexplicable, con una portada diferente y bastante peor que las versiones americana y japonesa. Más tarde, en el año 1992, un remake del juego vio la luz en PC-Engine, pero solo en Japón. Al ser un referente de NES, el juego ha salido publicado en diferentes tiendas digitales, como la consola virtual de Wii o en la NES Classic Edition. Este título es la primera entrega de una trilogía de juegos para NES, la cual fue reeditada en una colección para SNES en 1995. Además, Ninja Gaiden fue el primero de una longeva saga cuyo último título se publicó en 2014, y bien seguro que volveremos a saber del ninja Ryu en un futuro.

El título fue aclamado por sus geniales gráficos, su jugabilidad y por contar una historia larga y compleja, sobre todo comparada con la gran mayoría de juegos que carecían de ella totalmente. Entre los diferentes niveles el juego muestra una serie de escenas de estilo manga que van hilando el desarrollo del videojuego. La duración total de estas escenas es de veinte minutos, una completa exageración para la época. Este buen guión hizo que se produjera una novela basada en el juego, de la serie Worlds of Power. Por otra parte, el juego fue duramente criticado por su despiadada dificultad, aunque para otros fue y sigue siendo parte de su encanto. Por todo esto, es uno de los juegos que se suele colar en los Tops de los mejores juegos de NES.

La historia comienza con la muerte del padre de Ryu Hayabusa. Ryu recibe una misteriosa carta de su difunto padre que le indica que vaya a ver a un arqueólogo llamado Walter Smith. Sin demora, Ryu comienza un viaje en el que deberá combatir contra oscuras fuerzas para evitar que un poderoso demonio sea liberado...

La jugabilidad de Ninja Gaiden es directa y frenética. Controlamos a Ryu en niveles de dos dimensiones y scroll horizontal. Podemos atacar con nuestra espada, saltar y utilizar la habilidad especial que tengamos disponible en ese momento. Esta habilidad especial consume energía espiritual que podemos recargar recogiendo ciertos objetos. También podemos agarrarnos a las paredes como un verdadero ninja y subir y bajar escaleras. Una barra de energía indica la vida que nos queda, y obviamente moriremos si llega a 0 o bien si nos caemos por alguno de los muchos acantilados que hay distribuidos por los niveles. Si nos quedamos sin vidas (lo cual es muy probable), podemos continuar para empezar desde el principio del nivel. Las continuaciones son ilimitadas, lo que rebaja un poco la dificultad.

Hay distribuidas por los niveles una serie de lámparas que podemos romper y recoger objetos y power-ups muy útiles, que son los siguientes:

  • Shuriken: Permite lanzar estrellas ninja como habilidad especial.
  • Shuriken "boomerang": Permite lanzar estrellas ninja que vuelven a Ryu como habilidad especial.
  • Bolas de fuego: Permite usar una habilidad de fuego como habilidad especial.
  • Corte aéreo: Permite usar una habilidad aérea como habilidad especial.
  • Poder espiritual rojo y azul: Aumenta el poder espiritual para poder usar las habilidades especiales.
  • Reloj de arena: Congela a los enemigos durante cinco segundos.
  • Puntos extra: Aumentan el contador de puntos.
  • Pociones de salud: Aumentan en seis puntos la barra de salud.
  • Invencibilidad: Una barrera de fuego vuelven a Ryu invencible durante unos segundos.
  • Vida extra: Aumentan en uno el contador de vidas.

Seis actos son los que componen Ninja Gaiden, y cada acto está formado por niveles, que en total suman un total de veinte. Los niveles están ambientados acorde a la historia del juego, y son muy variados entre sí. Muchos son los obstáculos que encontraremos durante la aventura, como paredes que tendremos que escalar o estrechas plataformas por las que tendremos que pasar sin morir en el intento. Cada nivel tiene sus propios tipos de enemigos, que van desde animales como perros o pájaros hasta soldados con rifles y lanzamisiles. Al final de cada acto, tenemos que hacer frente a un jefe con muy malas pulgas.

Como he comentado antes, una de las características que han hecho famoso a este juego es su elevada dificultad, criticada por unos y alabada por otros. Lo normal durante la partida es que varios enemigos nos ataquen desde varias direcciones. Además, sus patrones de ataque son aleatorios, lo que no nos permite poder anticiparnos. Para colmo, el juego se pone realmente peliagudo en algunas partes de plataformas en las que si fallamos caemos al vacío y perderemos una vida. Esto no sería demasiado difícil si no fuera porqué en esos momentos suele haber enemigos que nos atacan de diferentes flancos, y cuando Ryu sufre daño automáticamente es impulsado hacia atrás, lo cual suele significar caer al vacío. Para estas situaciones lo ideal es tener una habilidad especial que nos permita acabar con los enemigos antes de saltar, pero esto no siempre es posible. Por último, cada jefe final supone un reto extra que debemos superar.

Ninja Gaiden es un excelente plataformas, y uno de los primeros juegos que mostró que ser un buen juego y tener un buen guión es perfectamente compatible.  Si queréis disfrutar de un verdadero reto, no dudéis en echarle unas partidas.