Recordando
Retro Review de Bubsy

Obsesión por los ovillos de lana

El juego que nos ocupa hoy tiene el inacabable título de Bubsy in Claws Encounters of the Furred Kind, pero es más conocido simplemente por Bubsy. Este colorido plataformas protagonizado por un pintoresco gato tuvo su momento de fama, pero estuvo siempre a la sombra de otros grandes plataformas de la época como Super Mario World o Sonic.

Bubsy fue lanzado por Accolade para SNES y Mega Drive en el año 1993, y en 1995 fue lanzado para PC. El juego generó bastantes expectativas antes de su lanzamiento, ya que parecía un digno competidor para alcanzar el podio de los plataformas de 16 bits. Una vez en el mercado, pese a no ser un mal juego, demostró que no estaba a la altura y acabó por no tener mucha repercusión. De todas formas, su fama hizo que Bubsy disfrutara de una saga de 4 juegos en los años 90. En 2017 Bubsy ha vuelto a las pantallas en una quinta entrega llamada Bubsy: The Woolies Strike Back, la cual no ha tenido muy buena acogida entre el público.

El protagonista de esta historia, Bubsy, resulta ser el mayor coleccionista de ovillos de lana del mundo. Ahora le han salido competidores, unos alienígenas llamados Woolies que pretenden llevarse todos los ovillos del planeta Tierra. A Bubsy no le queda otro remedio que detener a los malvados extraterrestres para que no se lleven sus preciados tesoros.

El juego es un plataformas sin muchas pretensiones. El objetivo es superar cada uno de los 16 niveles del juego, saltando sobre los enemigos para eliminarlos y recogiendo ovillos de lana para conseguir puntos y una vida extra cada vez que recojamos 500. Bubsy puede saltar y planear. Los niveles son amplios, llenos de secretos... pero también de trampas. Aunque tiene un arranque bastante lento, Bubsy alcanza una alta velocidad punta. ¿Os suena de algo? La verdad es que Bubsy puede recordar demasiado a Sonic The Hedgehog, pero quedando por debajo en todos sus aspectos. De hecho, Michael Berlyn, el creador del juego, confesó que se inspiró en Sonic para crear a Bubsy.

Además de los ovillos también encontramos unas camisetas que nos ayudan en la aventura. Hay diferentes tipos de camisetas que nos otorgan diferentes bonus: Vidas Extra, Invisibilidad durante unos segundos y por último Invencibilidad durante unos segundos.

Como Bubsy es un gato, empezamos la partida con 9 vidas disponibles. Es muy fácil perder estas vidas, ya que al mínimo golpe perderemos una. Además, el control del juego es mediocre y bastantes veces moriremos por su falta de precisión. Por suerte, hay bastantes camisetas de vida extra que nos permiten recuperar vidas con facilidad. Durante los niveles podemos activar checkpoints para reaperecer ahí cuando nos maten.

Aunque el diseño del gato Bubsy es bastante llamativo y gracioso, es de lo poco que se salva a nivel creativo del juego. Los enemigos son bastante feos y no tienen ningún tipo de carisma, además de repetirse muchísimo durante toda la aventura. Los niveles tampoco se salvan, siendo monótonos y simples.

Para finalizar una curiosidad sobre el título del juego. Claws Encounters of the Furred Kind es un juego de palabras en inglés que hace referencia a la película Close Encounters of the Third Kind, conocida aquí como Encuentros en la tercera fase.

Bubsy es un divertido plataformas con un llamativo protagonsita que nos invita a jugar, pero tiene bastantes carencias que afectan negativamente a la experiencia de juego. De todas formas, fue uno de los plataformas que consiguió robar algo de protagonismo a los pesos pesados, y solo por eso ya merece ser recordado.

Contenido relacionado