Recordando
Retro Review de Willow

Un plataformas mágico

Willow es una de esas películas de género fantástico que se ha convertido en un título de culto a lo largo de los años. Escrita y producida por George Lucas, y dirigida por Ron Howard, Willow nos muestra la historia de Willow Ufgood (Warwick Davis) y Madmartigan (Val Kilmer) en su misión por proteger a Elora Danan, la niña de una profecía, de la malvada Reina Bavmorda. Como es normal en estos casos, una serie de juegos acompañaron a la película en su estreno.

Fueron publicados tres juegos diferentes de Willow. Uno de ellos fue desarrollado por Brian A. Rice Inc y publicado por Mindscape para MS-DOS, Amiga, Atari y C64 en 1988. Esta versión muestra un pergamino con la historia de la película en el que podemos hacer click sobre diferentes palabras para acceder a las cinco pruebas diferentes que ofrecía el juego. El segundo juego fue desarrollado y publicado por Capcom para NES en 1989 un Action RPG bastante resultón. Por último, Capcom también fue el encargado de desarrollar un plataformas para sistemas Arcade también en 1989, el cual es nuestro protagonista de hoy.

El juego arcade de Willow es un plataformas con una mecánica similar a Ghosts 'n Goblins, otro de los clásicos de Capcom. El juego está formado por seis niveles, y según el nivel controlaremos a Willow o a Madmartigan, y en algunos podremos elegir a cualquiera de los dos. Willow puede lanzar proyectiles mágicos para atacar, en cambio Madmartigan usa su espada. Ambos puede cargar el ataque pulsando el botón de atacar, saltar y realizar un barrido por el suelo como maniobra evasiva. Al derrotar enemigos y abriendo cofres conseguiremos monedas que servirán para poder comprar mejoras en las tiendas que encontramos a lo largo del juego. Esto es uno de los puntos fundamentales del juego, ya que sin estas mejoras nos será muy difícil pasar algunos niveles. Entre las mejoras podemos encontrar aumentar el poder del ataque cargado, aumentar la vida máxima, recuperar vida o armaduras.

Los niveles siguen la historia de la película. Empezaremos en la aldea de Willow y acabaremos la aventura en el castillo de Nockmaar. Durante la aventura encontramos numerosos enemigos que nos harán la vida imposible. Aunque no son muy variados, en cada nivel se introduce algún enemigo nuevo con un patrón de ataque diferente. Estos enemigos van desde espadachines y arqueros a pájaros que nos lanzarán rocas. En algunos niveles encontramos un minijefe a mitad del nivel, y a final de cada nivel tenemos que enfrentarnos con el jefe de turno. 

La dificultad del juego es bastante elevada. Hay bastantes situaciones en que el número de enemigos es muy elevado y nos atacan sin cesar, siendo muy difícil esquivar todos los ataques, sin olvidar que hay algunos enemigos finales realmente duros. Además, al perder un vida volvemos al último checkpoint, así que esas situaciones peliagudas tenemos que superarlas sin que nos maten, o volveremos atrás y tendremos que repetir.

Visualmente es un juego muy llamativo. Los personajes están dibujados con una estética manga, y los escenarios están llenos de detalles y de color. La música y los efectos de sonido no destacan, pero cumplen perfectamente su cometido.

Willow es un buen arcade digno de la película en la que está basado. No es uno de los grandes títulos de Capcom, pero eso no significa que sea un mal juego, todo lo contrario, es un plataformas muy entretenido y con un gran apartado técnico. Si os gustan las películas y juegos de fantasía, dadle a Willow una oportunidad.

Contenido relacionado