Recordando
Retro Review de The Punisher

Si eres culpable, estás muerto

Hoy vamos a recordar otro arcade clásico de Capcom. Esta vez le toca al turno a The Punisher, un Beat'em up basado en el personaje de cómic de Marvel. The Punisher (también conocido aquí como El Castigador) es un antihéroe que a diferencia de la gran mayoría de héroes, no le importa amenazar, torturar, apalizar e incluso matar en su lucha contra el crimen. Su primera apararición en el mundo del cómic fue en The Amazing Spider-Man #129 en Febrero de 1974, y desde entonces su fama fue creciendo hasta tener su propia serie de cómics, y por supuesto llegar a medios como cine, televisión y videojuegos.

El arcade de The Punisher vio la luz en 1993, publicado y desarrollado por la compañía japonesa Capcom. Pese a que el juego es de una excelente calidad, tuvo una aceptación bastante discreta en los salones de recreativas, convirtiéndose con los años en una de las joyas olvidadas del género beat'em up. El juego solo se versionó a la plataforma Mega Drive, cuyo desarrollo fue encargado a Sculptured Software. Esta versión fue bastante más floja que la versión para arcades, con peores gráficos y sonido, menos variedad de enemigos y además censuándolo: eliminaron las escenas violentas, la sangre, Nick fury aparece sin su puro y las chicas ninja van con trajes que las tapan de arriba a abajo. En definitiva, una versión muy descafeinada que no hace justicia al título original.

En este título Frank Castle, alias The Punisher, hace equipo con Nick Fury para enfrentarse al todopoderoso Kingpin en la ciudad de Nueva York. Su misión empieza en un casino mientras The Punisher va en busca del mafioso Bruno Costa. Al descubrir que Kingpin está detrás de todo, decide arruinar sus planes hasta llegar al edificio donde se esconde Kingpin, protegido por decenas de sus secuaces.

El gameplay de The Punisher es el que podemos esperar en un beat'em up. El control dispone de dos botones, uno para golpear y otro para saltar. La variedad de golpes es bastante amplia, con diversos combos, ataques aéreos, diferentes tipos de ataque agarrando a los enemigos y ataque en carrera. Además, podemos ejecutar dos ataques especiales pulsando ambos botones a la vez. Si lo ejecutamos en tierra, dañará a todo el que esté cerca nuestro, pero nos quitará una parte de la vida. Si en cambio lo hacemos en el aire, tiraremos una de las granadas de las que disponemos. También podemos disparar con la pistola cuando en pantalla hay algún enemigo con un arma de fuego. La pega es que The Punisher y Nick Fury no tienen diferencias en sus habilidades, así que no influye en la jugabilidad con que personaje juguemos.

Los enemigos son bastante variados y cada uno de ellos con sus propias características. Por ejemplo, encontramos a unos grandullones que son más lentos pero tienen mucha energía y nos quitarán gran parte de la vida si nos dañan, o bien otros esbirros que son más débiles pero en cambio van armados con armas tanto cuerpo a cuerpo como de fuego. También encontramos enemigos con habilidades especiales, como las chicas ninja que se teletransportan a nuestro lado para pillarnos por sopresa. Por supuesto, al final de cada uno de los seis escenarios hay un jefe final esperándonos, el cual nos pondrá las cosas muy difíciles. Estos jefes van desde un simple matón llamado Chester Scully hasta el propio Kingpin, quien tiene un tamaño realmente inmenso.

Para ayudarnos en la lucha contra el crimen, podemos usar una gran variedad de objetos que encontramos por los diferentes escenarios. Podemos recoger comida que nos dará una porción de vida, y también armas que aumentarán nuestro daño. Entre las armas encontramos cuchillos, hachas, bates de baseball, katanas, shuriken, metralletas, dinamita e incluso lanzallamas. Como podéis ver, a The Punisher no le va a faltar material para hacer sangrar a sus enemigos. También encontramos otros objetos de bonus que sirven para aumentar nuestro contador de puntos.

Uno de los puntos fuertes de este arcade es su ambientación. En ningún momento olvidamos que estamos ante un juego basado en un cómic, mostrando todo tipo de situaciones rocambolescas. Por ejemplo, durante las peleas podemos ver onomatopeyas por la pantalla para indicar que hemos golpeado a un enemigo o que un arma se ha disparado. Los escenarios son muy variados, entre ellos recorremos las calles de Nueva York, un almacen, un tren en marcha y el edificio de Kingpin, y por supuesto no falta la escena del ascensor tan típica en los juegos de Capcom.

La duración del juego es bastante corta, incluso para ser un juego arcade. Podemos completar el juego entre 30 y 40 minutos. Por supuesto, la duración de este título está ligada a si queremos llegar a pasarlo sin gastar ninguna continuación y conseguir la máxima puntuación posible.

The Punisher es un beat'em up muy interesante, que además está basado en uno de los grandes antihéroes creados por Marvel. Un gran título para jugar tanto en solitario como en su modo cooperativo a dos jugadores. ¡A combatir el crimen!

Contenido relacionado