Recordando
Retro Review de Dick Tracy

El detective de gabardina amarilla

Aunque no es muy conocida por nuestras tierras, en Estados Unidos se publica desde el 4 de Octubre de 1931 una tira cómica que tiene como nombre el de su protagonista, Dick Tracy, un inteligente detective que va vestido con una discreta gabardina amarilla, y resuelve todo tipo de casos. Estas tiras fueron creadas por Chester Gould, quien las estuvo publicando hasta 1977, y desde entonces ha sido continuada por diferentes autores. Obviamente, una obra tan longeva ha derivado en muchos otros productos, desde muñecos hasta películas, y obviamente videojuegos. En 1990 vio la luz una película de Dick Tracy dirigida, producida y protagonizada por Warren Beatty, y reunió a actores de peso como Al Pacino, Dustin Hoffman y Madonna. La película gozó de bastante popularidad, así que una serie de juegos fueron publicados para acompañar a la película.

Dick Tracy fue publicado en diferentes versiones para diferentes plataformas, cada una con una jugabilidad diferente y desarrollada y distribuida por diferentes compañías. La versiones de NES y Game Boy fueron desarrolladas por Realtime Associates y distribuidas por Bandai. Las versiones para ordenadores domésticos las desarrolló Titus Interactive y las distribuyó Walt Disney. También se publicó una aventura gráfica desarrollada para ordenadores por Distinctive Software y publicada por Walt Disney. Por último, la versión que nos ocupa hoy, desarrollada y distribuida por Sega para su plataforma Mega Drive.

En la versión de Mega Drive, la misión de Dick Tracy es detener a Big Boy, uno de los recurrentes villanos de las tiras cómicas. Para ello, tiene que recorrer diferentes escenarios enfrentándose a otros conocidos criminales, además de a los variopintos esbirros que trabajan para ellos.

Dick Tracy es un juego de acción sin demasiadas pretensiones, dispara a todo lo que se mueva y avanza hacia el final de la fase, pero tiene ciertas características que nos llaman la atención. El bueno de Dick puede caminar, saltar, agacharse, dar puñetazos y disparar con su pistola y su metralleta. La pistola sirve para abatir a los enemigos que saldrán en nuestro mismo plano de profundidad, en cambio la metralleta la utilizamos para abatir a los enemigos que aparecen en el fondo del escenario (parecido a otros juegos como Cabal). Con la metralleta podemos destrozar objetos del escenario como ventanas, cajas y coches, si conseguimos superar un escenario sin romper nada nos darán bonus por ello, así que si queremos obtener una puntuación alta hay que afinar la puntería. En algunos niveles Dick Tracy se queda sin armas o munición y tenemos que enfrentarnos a los enemigos a puñetazo limpio, con lo que se complica bastante el juego en estas ocasiones.

El juego está formado por 6 escenarios divididos en 3 partes cada uno. Cada inicio y final de escenario va acompañado de una escena dibujada como si fuera un cómic que sirven como hilo argumental. Estos escenarios van desde las calles de New York hasta almacenes y alcantarillas, incluso podemos vivir una persecución policial en toda regla. Al finalizar cada escenario, hay una prueba de bonus para conseguir puntos y continuaciones extra. Durante la partida multitud de criminales querrán acabar con nuestra misión. Son gangsters con mucho estilo, y se enfrentan a nosotros vestidos de multitud de colores diferentes. Cada tipo tiene una forma diferente de atacarnos: pistolas, cuchillos, metralletas y dinamita son algunas de las armas a las que tenemos que enfrentarnos. En la tercera parte de cada nivel hay que plantar cara al jefe final del escenario, a quien tenemos que acertar multitud de veces para vaciar su energía al completo.

En el juego no nos tenemos que preocupar por la munición, tanto la pistola como la metralleta disponen de munición infinita. La lástima es que no existen power ups para ayudarnos. En cuanto a la vida, tenemos un indicador con 6 puntos que disminuirá cuando nos alcancen. Al morir, apareceremos en el último checkpoint del nivel, o desde el principio del nivel si gastamos una continuación.

Técnicamente no es ninguna maravilla, pero cumple perfectamente. El juego está bien animado, y pese a que los enemigos se repiten bastante, tienen unos modelos muy bien dibujados. Los escenarios son bastante pequeños, pero están bastante bien ambientados y el hecho de que haya elementos que se pueden destruir les da bastante vida.

Sin llegar a estar a la altura de otros grandes títulos de Sega, Dick Tracy es un juego muy entretenido, y una buena adaptación de la tira cómica. Si os gustan los juegos de acción y las historias policíacas, no dudéis en disfrutar de este título.

Contenido relacionado