Recordando
Retro Review de Mickey Mania: The Timeless Adventures of Mickey Mouse

Un recorrido por la historia del famoso ratón de Disney

Una de las compañías de dibujos animados que siempre ha tenido un lugar muy especial en el mundo de los videojuegos es la incombustible Disney. Hemos podido disfrutar todo tipo de obras de esta compañía en nuestras consolas, desde sus películas hasta juegos protagonizados por sus entrañables mascotas. Entre ellos, Mickey Mouse destaca por encima de todos, el cual ha participado en decenas de títulos. Hoy vamos a hablar de Mickey Mania, un plataformas que pese a no ser gran cosa a nivel jugable, es realmente bonito de jugar ya que recorre la historia de Mickey desde su primera aparición en 1928 hasta la década de los 90.

Mickey Mania: The Timeless Adventures of Mickey Mouse fue desarrollado por Traveller's Tales y publicado por Sony Imagesoft. El juego salió en 4 plataformas diferentes, todas ellas iguales excepto algunas diferencias. En 1994 salieron las primeras versiones para Super Nintendo, Mega Drive y Mega CD. En 1996 se realizó una versión remasterizada con mejores gráficos, sonido y con un nivel extra para PSX. La versión peor parada es la de SNES, a la cual le falta una fase de bonus disponible en las otras versiones y la parte de la escalera en el nivel de The Mad Doctor. Por otra parte, a la versión de Mega Drive le falta un área secreta en la primera pantalla.

El argumento del juego es bastante escaso. El juego se creó para celebrar el 65º aniversario de Mickey (aunque por motivos de tiempo de desarrollo acabó saliendo un año más tarde) y por ello hicieron un recopilatorio a modo de homenaje. Debemos controlar a la versión de los años 90 de Mickey por diferentes películas para encontrar a los Mickeys de esas épocas y así hacer frente al malvado Pete. Los niveles que podemos jugar son los siguientes:

  • Steamboat Willie (1928): Primera película de Mickey Mouse, cuya escena más famosa es la de Mickey conduciendo un barco de vapor. Empieza en blanco y negro y se va coloreando a medida que avanzamos.
  • The Mad Doctor (1933): Ambientada en un tenebroso castillo, Mickey se tiene que enfrentar a un científico loco que ha raptado a Pluto para hacer experimentos.
  • The Band Concert (1935): Nivel oculto que falta en la versión para SNES. Se accede a él desde la pantalla  de Mickey and the Beanstalk. El nivel es una prueba en la que debemos de saltar de caja en caja que vuelan en un torbellino para llegar al líder de la banda de música.
  • Moose Hunters (1937): Se sitúa en el bosque, en el que tenemos que esquivar alces, rocas y ramas.
  • Lonesome Ghosts (1937): Mickey se tiene que enfrentar a un grupo de fantasmas en una oscura mansión.
  • Mickey and the Beanstalk (1947): Basado en el famoso cuento de las habichuelas mágicas. Mickey tiene que avanzar haciendo frente a varios bichos gigantes, como mariposas o escarabajos.
  • The Prince and the Pauper (1990): La última película es el principe y el mendigo. Hay que recorrer distintas partes del castillo de la película, y finalmente enfrentarse a Pete, el jefe final del juego.

El sistema de juego es muy sencillo, siendo un plataformas de corte clásico. Mickey puede saltar y lanzar canicas que va recogiendo a lo largo de los niveles. Los enemigos se pueden vencer tanto saltando sobre ellos como usando las canicas, algunos de ellos necesitarán varios golpes para ser derrotados. En algunos niveles varia la jugabilidad, como en una parte de The Mad Doctor en la que debemos esquivar obstáculos montados en una carreta o en otra parte de Moose Hunters, en la que debemos huir de un Alce en un nivel que simula un efecto 3D. La vida de Mickey se indica mediante su mano, que va contando los puntos de vida que le quedan con los dedos de la mano, los cuales se recuperan recogiendo estrellas por el escenario. Por los escenarios hay vidas extras ocultas representadas por un gorrito de Mickey. Si nos quedamos sin vidas podemos usar una continuación si tenemos disponibles.

El juego es bastante corto y no muy rejugable, a no ser que queramos encontrar todas las vidas extra escondidas por los niveles. La dificultad tampoco es elevada, aunque hay ciertas partes del juego que nos pondrán las cosas difíciles y pueden ser un verdadero coladero de vidas. En las opciones podemos variar la dificultad del juego y el número de vidas con el que empezamos.

El punto fuerte del juego es la ambientación, sobre todo si nos gusta el universo de Disney. Los diseños y animaciones de los personajes fueron creadas por los animadores de Disney para el juego y son de una excelente calidad. Los niveles también ofrecen un nivel de detalle muy alto y reflejan muy bien las películas en las que están basados.

Mickey Mania es un juego mágico que reúne grandes momentos de la historia de Mickey y Disney. Si os gusta este universo, no os lo podéis perder.

Contenido relacionado