Recordando
Retro Review de Strider

Uno de los primeros grandes éxitos de Capcom

Hoy os volvemos a hablar de un juego de Capcom, esta vez se trata de Strider, uno de los primeros grandes éxitos de la compañía nipona. Este arcade está basado en un manga creado por Tatsumi Wada y Tetsuo Shiba y publicado en el año 1988 solamente en Japón.

Strider fue desarrollado por Capcom y publicado para el sistema Arcade CPS1 en el año 1989. El juego se lanzó en las tres regiones principales y fue bien recibido por crítica y jugadores, así que las versiones domésticas no tardaron en llegar. Se hicieron versiones para multitud de plataformas, muchas de ellas bastante desmerecidas por las limitaciones de los sistemas. La versión que más destacó fue la de Mega Drive, que se convirtió en uno de los juegos de los más vendidos de la consola y ha quedado como uno de los iconos de esta plataforma. Por otra parte, existe una versión para NES de Strider que solamente fue publicado en Estados Unidos, pero es un juego completamente distinto tanto en la historia como en la jugabilidad. Mientras que la versión NES sigue la historia del manga, las otras versiones explican una historia diferente. En el año 2014 se publicó un remake del juego en formato digital creado por Double Helix Games.

En cuanto a secuelas, Strider es un caso muy curioso. En el año 1990 Capcom USA licenció a U.S. Gold para que publicara una secuela del juego. Esta secuela fue desarrollada por Tiertex y se publicó con el título de Strider II. Pese a no ser un mal juego, la secuela no tenía la calidad del primero y decepcionó a sus seguidores. Pues bien, en Capcom, ni cortos ni perezosos, sacaron su propia secuela de Strider en el año 1999 para Arcade y Playstation, titulada Strider 2.

El juego sitúa su historia en el año 2048, donde un temible dictador conocido como Grandmaster controla el mundo entero. El protagonista del juego, Strider Hiryu, es un joven agente de Rango Super A de una organización de ninjas de alta tecnología conocida como Striders. Hiryu tiene la misión de infiltarse en las filas enemigas y asesinar al dictador para liberar al mundo de su tiranía.

La jugabilidad de Strider es simple pero frenética, combinando plataformas y acción. Podemos movernos libremente por la pantalla, saltar, deslizarnos por el suelo y golpear con nuestra espada. Además, Hiryu tiene la habilidad de agarrarse a casi cualquier superficie y moverse por ella, ya sea un techo o una pared completamente vertical. Podemos golpear con nuestra espada realizando cualquier acción y cambiar la dirección del corte en cualquier momento, lo que nos da una gran versatilidad para enfrentarnos a los enemigos. El control el general es bueno, pero en ocasiones nos puede desesperar la falta de control al saltar y cuando nos golpean, que hace que el personaje salga despedido y puede llegar a caer al vacío.

Durante la aventura podemos encontrar contenedores, algunos de ellos en lugares fijos y otros llevados por enemigos, que contienen diferentes objetos que nos ayudarán:

  • Espada de largo alcance que dura 100 golpes o hasta que perdamos una vida.
  • Extensión de vida que añade un contenedor a nuestra barra de salud.
  • Recuperación de vida.
  • Vida extra.
  • Power up que vuelve nos vuelve invencibles y crea sombras de nuestro personaje que nos ayudan durante unos segundos.
  • Cuatro tipos de robots diferentes que atacan a los enemigos hasta que nuestro personaje es golpeado.

El juego está compuesto de 5 niveles diferentes: Una ciudad, Siberia, una nave aérea de batalla, una jungla y la guarida del enemigo final. Las pantallas tienen checkpoints a los que volveremos cuando nos quiten una vida. Los enemigos que encontramos son variados, como por ejemplo soldados, lobos, guerreras amazonas y robots de todo tipo, incluso algunos con forma de diferentes dinosaurios.

La duración del juego es bastante corta, lo podemos completar en unos veinte minutos. Por supuesto, esto se compensa con la elevada dificultad del juego, ya que si queremos completarlo tendremos que aprendernos los niveles y los patrones de los enemigos al detalle, ya que de otra forma repetiremos las fases una y otra vez sin éxito alguno.

El juego está orientado a un solo jugador, pero podemos jugar a dos jugadores alternando, y ver quién es el que consigue una mejor puntuación.

A nivel técnico es muy notable teniendo en cuenta que es un juego anterior a los 90. El juego muestra unos escenarios cuidados con muchos personajes en pantalla con un alto nivel de detalle, algunos de ellos realmente grandes.

Strider es un gran arcade con el que Capcom demostró de lo que era capaz. Toda una joya que siempre tendrá su hueco en la historia de los videojuegos.

Contenido relacionado