Recordando
Retro Review de Manchester United

En la piel de Sir Alex Ferguson

A principios de los 90, el fútbol, que siempre había sido el deporte más popular a nivel mundial, empezó a sufrir una explosión financiera sin límites que aún perdura en nuestros días, convirtiendo a los clubes de fútbol más conocidos en auténticas máquinas de hacer dinero. Y por encima de los Real Madrid o FC Barcelona, si hay un club que genera dinero más allá de magnates del petróleo, ese club es el Manchester United.

Buena prueba de ello es que contaron con un videojuego propio desarrollado por Krysalis Software (compañía que llegó hasta el 2001 haciendo ports) y que contó con varias continuaciones, siendo probablemente la más conocida Manchester United Europe. Aunque ya existieron algunos simuladores de fútbol previos y en los años posteriores vivió el género su época dorada (PC Fútbol, Championship Manager...), éste fue uno de los primeros más completos y de una factura más que notable. Como era de esperar, nos tendremos que poner a los mandos del Manchester United y controlar todas las facetas del club. Al ser un juego con licencia, el nombre de los jugadores del Manchester United son reales, así como los equipos a los que nos tendremos que enfrentar en la liga.

En la faceta deportiva tendremos varias misiones. La primera de ellas es confeccionar la plantilla con aquellos jugadores que creamos conveniente, por lo que podremos dar de baja y fichar jugadores, haciendo ofertas y recibiéndolas. Por otra parte, deberemos escoger la táctica a utilizar (de forma sencilla y predefinida, 4-3-3, 4-4-2, etc) y posicionar a los jugadores según donde se desenvuelvan mejor. Para ello, tenemos un listado de nuestros futbolistas con sus características detalladas puntuadas del 1 al 10, aunque no todos los jugadores poseen las mismas, por ejemplo, un defensa tiene habilidad de corte mientras que un delantero tiene la de chute. Estas habilidades podrán ser configuradas para ser entrenadas, pudiendo potenciar alguna habilidad en concreto si así lo creemos conveniente.

En el menú principal, además de lo explicado anteriormente, podremos consultar la tabla clasificatoria, la lista de jugadores lesionados, configurar ciertos parámetros del juego, y salvar la partida.

Una vez estemos preparados, podremos empezar el partido. Mientras que otros juegos coetáneos se decantaron por una cámara cenital como Kick Off Sensible Soccer, en éste optaron por una cámara lateral, aunque para ser honestos, la jugabilidad de los partidos no era su punto fuerte, además de ser un elemento que fue ampliamente superado por la versión Europe aparecida un año más tarde. El partido lo podremos jugar nosotros o bien simularlo, dependiendo de si nos apetece tomar parte en la acción o no.

La variación de acciones no es muy elevada, básicamente pases y disparos, ya sean cabeceos o chuts, mientras que para robar el balón se utiliza siempre el tackleo corte, en lugar de segadas o incluso empujones que empezamos a ver en otros juegos posteriores. Al meter un gol veremos un pequeño video en el videomarcador y poquito más. A pesar de todo, para la época no estaba del todo mal y resultaba muy entretenido y al ser combinado con la parte manager dieron al juego unas elevadas puntuaciones en las revistas especializadas, sobretodo en su versión para Amiga, que como solía ser habitual, estaba un punto (o varios) por encima del resto de plataformas.

Como elemento curioso en el juego, podremos consultar el titular de la prensa que irá valorando la participación de nuestro equipo cada jornada, así como una pequeña tabla clasificatoria con los tres primeros clasificados.

A pesar de ser un juego que forzaba a escoger al Manchester United, fue muy popular tanto en el Reino Unido como en Europa y es bastante recordado por aquellos jugadores que lo probaron. El claro ejemplo de que tuvo éxito fueron las posteriores entregas, siendo la Europe probablemente la más recordada. 

Contenido relacionado