Recordando
Retro Review de X-Men (Arcade)

La patrulla X contra el malvado Magneto

Hoy volvemos a la época dorada de los Beat 'em up para hablar del arcade de los X-Men (por aquella época conocidos por aquí como la Patrulla-X) creado por Konami. Como otros juegos creados por Konami de este género en la época, el título se basa en dos pilares principales para asegurar su éxito: una licencia famosa en la que basarse pero sin descuidar la calidad del título.

X-Men fue publicado en el año 1992, época en que los Beat 'em up estaban en pleno apogeo con grandes títulos siendo publicados cada pocos meses, con lo que la competencia era muy dura para hacerse un hueco en el mercado. El gran atractivo de X-Men era su multiplayer a seis jugadores simultáneos. Para ofrecer este modo hacía falta una cabina especial cuya pantalla era panorámica usando dos pantallas normales colocadas de forma contigua. La lástima es que al ser una cabina tan costosa era muy poco común, y esta recreativa se distribuía sobre todo en su versión para dos y cuatro jugadores.

En su momento el título solo fue publicado para cabinas Arcade, pero años más tarde fue publicado en formato digital para PSN, XBOX Live Arcade, Android y iOS.

Los protagonistas de este juego son seis componentes de los X-Men: Cyclops (Cíclope), Colossus (Coloso), Wolverine (Lobezno), Storm (Tormenta), Nightcrawler (Rondador Nocturno) y Dazzler. El objetivo de la Patrulla es arruinar los planes de Magneto. Para ello, deberán derrotar a todo tipo de secuaces del malvado mutante.

El juego comienza permitiendo seleccionar cualquiera de los seis mutantes disponibles. Todos los personajes disponen de un ataque cuerpo a cuerpo con el que pueden golpear y lanzar a los enemigos, y pueden saltar para esquivar o realizar diferentes ataques aéreos. Además, cada personaje dispone de un ataque especial único que causa grandes daños y con una amplia zona de efecto. Hay que ir con cuidado usando este especial, ya que quita tres puntos de salud de los diez totales, excepto cuando tenemos solamente tres puntos de salud o menos, ya que en tal caso se usarán los especiales que tengamos acumulados, los cuales se indican en forma de puntos azules al lado de la barra de vida.

Nuestros personajes tienen que recorrer escenarios que van desde la ciudad hasta la base secreta de Magneto. Durante la aventura tenemos que enfrentarnos a cientos de enemigos que nos pondrán las cosas difíciles. Entre estos enemigos encontramos los famosos Centinelas, cocodrilos mutantes, monstruos de barro y seres mecánicos. Además, al final de cada nivel nos tenemos que enfrentar a un supervillano, como Pyro, Blob (La Mole), Nimrod, The White Queen (Reina Blanca), Juggernaut y el mismísmo Magneto.

Uno de los grandes defectos de este título es que es bastante repetitivo. Hay pocos enemigos diferentes, aunque a medida que avanzamos cambian los patrones de colores y obtienen más habilidades para enfrentarse a nosotros. Otro punto en contra es la elevada dificultad, alta incluso para este tipo de juegos. En ocasiones el número de enemigos en pantalla es casi imposible de manejar, y algunos de los enemigos finales tienen habilidades muy difíciles de esquivar y contraatacar.

Estos defectos se diluyen gracias a alta calidad técnica que ofrece el juego. Tanto protagonistas como enemigos están perfectamente dibujados y animados, y los escenarios están llenos de detalles. Además, el juego dispone de voces digitalizadas y una música cañera para acompañar, aunque puede resulta repetitiva. Como comenté antes, el juego muestra todo su potencial en su modo para varios jugadores, ya que el juego ofrece un gameplay suave y sin bajadas de framerate por muchos personajes que hayan en pantalla.

Debido a la gran cantidad de títulos de este género en aquella época X-Men no es un título muy recordado, pero eso no quiere decir que no merezca la pena disfrutarlo. Si podéis reunir a unos amigos, es un juego perfecto para pasar unas horas llenas de acción.

Contenido relacionado