Recordando
Retro Review de Teenage Mutant Ninja Turtles (1989)

Cowabunga!

En la retro review de hoy os traemos una de las tantísimas adaptaciones que han habido durante la historia de los videojeguos de las Teenage Mutant Ninja Turtles, o "tortugas ninja" como decimos en España. El título fue desarrollado por Konami en el año 1989 y distribuido a través de sus dos subsidiarias, Ultra Software Corporation en América y Palcom en Europa.

Aunque el juego apareció para otras plataformas coetáneas como el CPC, el MSX o el ZX Spectrum, fue en la NES donde contó con un mayor éxito y es la versión a la que probablemente hayamos jugado todos los que probamos este juego, aunque como era habitual en aquella época, el juego se desarrollaba primero para las arcade y luego se hacían los ports.

En esta aventura, las tortugas ninja deberán rescatar a April de las manos de Shredder y de sus secuaces Bebob y Rocksteady. Una vez rescatada, el secuestrado será Splinter, el maestro de las tortugas ninja, que caerá en las garras de las Mecha-Turtles y se encontrará cautivo en un gigantesco vehículo de alta tecnología llamado The Technodrome.

El juego combina dos tipos de juego: por una parte el desplazamiento por el mapa, y luego las pantallas en sí. En el mapa deberemos desplazarnos a pie o a bordo de nuestra furgoneta cuando la consigamos, evitando los distintos vehículos y enemigos que nos saldrán al paso. Una vez tengamos la furgoneta, podremos dispararles y destruirlos, antes de que ellos acaben nosotros. Por otra parte dispondremos de un número limitado de misiles que nos permitirán destruir ciertos tipos de barricadas y abrirnos paso. Lo complicado del mapa es saber porqué boca de alcantarilla nos hemos de meter para progresar en nuestra aventura, aunque a medida que vayamos jugando lo iremos recordando.

Una vez elijamos nuestra alcantarilla, pasaremos al modo plataforma. Todas las tortugas disponen de los movimientos básicos de ataque (en las cuatro direcciones), salto y doble salto, además del uso de ítems especiales que hayamos ido recogiendo como los boomerangs o shurikens. El juego dispone de una variedad bastante considerable de enemigos, cada uno con sus rutinas que deberemos tener en cuenta para poderlos matar más fácilmente, así como distintos final bosses, algunos realmente grandes y difíciles. Por si fuera poco, habrá distintos tipos de trampas como lanzadoras de flechas, pinchos, cintas móviles, imanes que nos complicarán la existencia.

Al pausar el juego, podremos ver un mapa que nos indicará donde nos encontramos, así como pequeños consejos y la selección de la tortuga ninja que queremos llevar, pudiendo cambiar en el momento en que queramos. Y es éste último punto de especial importancia, ya que la elección de Donatello, Michelangelo, Raphael Leonardo resultará fundamental por su característica arma. Por ejemplo, podemos escoger a Donatello para con su bō poder alcanzar a enemigos que esten en plataformas superiores o inferiores gracias a que tiene un mayor alcance.

Sin embargo, cada tortuga ninja dispondrá de su propia barra de vida (y de sus ítems especiales), por lo que no deberemos arriesgar con una tortuga que esté demasiado baja de vida.

Respecto a la interfaz es muy sencilla, en la parte inferior se nos muestra el hi-score, los puntos de la partida actual y la barra de vida, arma e ítems especiales de la tortuga con la que estamos jugando en ese momento.

Teenage Mutant Ninja Turtles es un juego notable, muy entretenido y adictivo pero con el que tendremos que tener una buena dosis de paciencia porque resulta bastante difícil, sobretodo en sus dos últimas pantallas, realmente peliagudas. A pesar de los años que han pasado desde su lanzamiento, sigue resultando bastante atractivo y su muy buena jugabilidad hace que no haya quedado desfasado.

Contenido relacionado