Recordando
Retro Review de Star Wars: Dark Forces

El primer FPS basado en Star Wars

La década de los 90 fue el boom de los juegos en tres dimensiones, y entonces algunos géneros  se convirtieron en los principales protagonistas del momento, como los shooters en primera persona, un género que sigue sumando adeptos a día de hoy. El primer título en sorprender al público fue Wolfenstein 3D, y el que asentó las bases del género fue su sucesor espiritual, Doom. Ante este panorama, LucasArts no quiso perder la oportunidad de hacer un FPS basado en su licencia estrella, y así nació Star Wars: Dark Forces, un título muy querido y recordado por los jugadores de la época.

Star Wars: Dark Forces fue lanzado para PC en el año 1995, y un año más tarde se publicó también para Playstation. Dark Forces sorprendió a la crítica y al público por ser un juego muy bien acabado, con buenos gráficos, niveles bien diseñados y un aspecto muy fiel a Star Wars. Lejos de ser perfecto, el título fue criticado por ser bastante corto y por no disponer de multiplayer en red, una funcionalidad que empezaba a despuntar en aquella época. El título tuvo muy buenas ventas, llegando a alcanzar casi el millón de copias vendidas. Además, el juego se hizo muy popular por el mundo modder, recibiendo multitud de mapas creados por usuarios. Este buen recibimiento hizo que se lanzara una segunda parte llamada Star Wars Jedi Knight, la cual nos permitia ponernos en la piel de un Jedi.

El protagonista de Dark Forces es Kyle Katarn, un antiguo miembro del Imperio Galáctico cuyo motivo para alistarse fue que los rebeldes habían matado a sus padres. Finalmente descubre que no fue así, sino que fue el Imperio el causante de la muerte de sus padres, y eso provoca que deje el Imperio y que actualmente trabaje como mercenario y haga encargos para la Alianza Rebelde. La primera misión sirve como introducción, en la cual tenemos conseguir los planos de la Estrella de la Muerte para encontrar un punto débil y destruirla. A partir de la segunda misión empieza la trama principal del juego, acabar con los planes de desarrollar un nuevo ejército de Storm Troopers llamado Fuerzas Tenebrosas (Dark Forces).

El juego sigue las bases implantadas por el conocido Doom. Empezamos el juego armados con un simple blaster, pero a medida que avanzamos iremos encontrando armas más poderosas que nos servirán para derrotar a los numerosos enemigos que hay patrullando por los niveles. Estos niveles están diseñados para volvernos locos, con multitud de puertas e interruptores que tendremos que encontrar para ir completando los objetivos de cada misión. Además, como es muy típico de este tipo de juegos, en cada misión podemos descubrir multitud de salas secretas repletas de objetos. Entre los objetos que hay distribuidos por los niveles encontramos energía para el escudo (evitará que nos quite vida), botiquines de salud, munición para las armas y baterías para algunos gadgets que podemos utilizar (como la linterna que nos permitirá ver en zonas oscuras). Entre las misiones no podemos guardar partida, pero al no ser muy largas no supone un problema.

El control del personaje es sencillo pero dispone de muchas acciones que se han hecho comunes los FPS posteriores. Podemos andar en todas las direcciones y disparar como acciones básicas. Además, nuestro personaje puede correr, agacharse, saltar, mirar hacia arriba y abajo, accionar interruptores y abrir puertas.

El motor del juego se diseñó especialmente para este título, llamado Jedi Game Engine, y aunque ahora ha quedado desfasado, en su momento era un juego muy atractivo gráficamente. Además, el juego va acompañado de escenas de vídeo para mostrarnos los acontecimientos de la historia. A nivel sonoro también da la talla, con voces, multitud de efectos y muy buenas composiciones musicales basadas en las originales de Star Wars.

Star Wars: Dark Forces es un gran juego. Lamentablemente a día de hoy ha quedado muy desfasado, pero igualmente sigue siendo perfectamente jugable. Además, dispone de 3 niveles de dificultad, con lo que podemos adaptarlo a nuestro nivel para que sea menos frustrante. Si os gusta Star Wars y/o los FPS, no dudéis en probar este gran título.

Contenido relacionado