Recordando
Retro Review de Mega Man

Una aventura robótica

Capcom en los años 80 era una empresa totalmente orientada en los juegos Arcade y en versiones de estos para consolas, pero viendo que el mercado de las consolas domésticas no paraba de crecer, decidió empezar a desarrollar directamente para estas plataformas. La compañía montó un equipo de seis jovenes para desarrollar un juego de NES, el cual acabó siendo el clásico Mega Man.

Mega Man fue publicado en Japón en el año 1987 bajo el nombre de RockMan, en ese mismo año también vió la luz en Estados Unidos y en 1990 en Europa. Una de las personas clave de Mega Man es Keiji Inafune, quien diseñó gran parte de los personajes y enemigos del juego. Inafune ha sido durante muchos años una de las caras más reconocidas de Capcom, trabajando en casi todas las entregas de Mega Man (en las primeras como diseñador y en las últimas como productor), en Onimusha, Dead Rising, y otros muchos títulos. En 2010 dejó Capcom para fundar su propia compañía, llamada Comcept. Bajo esta empresa se inició el desarrollo de Mighty No. 9, el cual es una secuela espiritual de Mega Man.

Mega Man fue alabado por la crítica especializada, pero igualmente el título no llegó a venderse bien. Inafune en parte echa la culpa de las bajas ventas en occidente a la portada en ese territorio, la cual muestra un hombre vestido de azul y amarillo con una pistola en la mano que nada tiene que ver con el juego. Esta portada se ha convertido por méritos propios en una de las peores portadas de todos los tiempos (la tenéis en las imágenes del artículo para que juzguéis por vosotros mismos). De todas formas, las ventas fueron mejores de las que Capcom esperaba, así que se inició el desarrollo de la segunda parte, y esta si que triunfó, asentando a Mega Man como una de las sagas más duraderas de la compañía hasta día de hoy.

El argumento del juego es el siguiente. El Doctor Light y su ayudante, el Doctor Willy, han creado siete robots humanoides para hacer distintas tareas y así ayudar a la humanidad. Estos robots son Mega Man, Cut Man, Guts Man, Ice Man, Bomb Man, Fire Man, y Elec Man. El Doctor Willy se la juega al Doctor Light y reprograma a los últimos seis robots para que le ayuden a conquistar el mundo. Ante esta amenaza, el Doctor Light envia a Mega Man para destruir a los otros robots y detener los planes del malvado Dr. Willy.

El juego empieza mostrando una pantalla en la que podemos seleccionar que nivel queremos jugar de los seis disponibles. Esta característica hace que el juego no sea completamente lineal y le da un toque estratégico, ya que al derrotar a cada uno de los robots jefe estos le otorgan un arma a Mega Man, la cual es efectiva para derrotar a otro de los robots jefe, pero menos efectiva para otros, así que tenemos que ir probando para descubrir en que orden nos convienen más jugar los niveles.

Seleccionada la pantalla, empezamos a controlar a Mega Man, con el cual podemos movernos, saltar y disparar el cañón de energía que tiene en su brazo. Pulsando el botón pausa accedemos al menú en el que podemos elegir las armas que hayamos conseguido de los jefes finales. Por los niveles encontramos numerosos enemigos que nos pondrán las cosas difíciles. Cuando estos enemigos nos golpean, nos quitan energía de la barra que vemos en la parte izquierda de la pantalla. Cuando los derrotamos, dejan caer diferentes objetos: esferas que nos dan puntos, energía que nos dará puntos de vida y munición para las armas especiales. Por los escenarios también encontramos tanques de energía y vidas extra.

Una vez llegamos al final del nivel, nos tenemos que enfrentar al robot jefe, el cual nos hará la vida imposible. Cada uno tiene su patrón de movimiento y ataque, así que tendremos que aprenderlos para sacar ventaja y poder vencerlos. Derrotados los seis jefazos, se desbloquea el último nivel, en el cual tenemos que volver a enfrentarnos a los 6 robots anteriores además de otros jefes nuevos. Finalmente, tendremos que enfrentarnos al infame Dr. Willy. Como veis, un paseo por el bosque.

Aunque el juego no es excesivamente largo, su endiablada dificultad puede hacer que necesitemos bastantes horas para poder completarlo, sobre todo si nos marcamos el objetivo de no utilizar continuaciones.

En cuanto a diseño gráfico, el juego es toda una delicia pese a tener cerca de 30 años. Los personajes tienen un estilo manga muy característico que hoy en día sigue gustando. De hecho, el diseño de Mega Man se ha convertido en todo un icono, y podemos ver infinidad de personajes recreados al estilo Mega Man. A nivel sonoro tampoco se queda corto, con melodías variadas y pegadizas.

Mega Man, pese a que se ha visto superado por entregas posteriores, es uno de los grandes títulos de la historia de los videojuegos. Con un diseño de personajes muy elaborado y un gameplay original, ha conseguido encandilar a jugadores durante décadas. Todo un clásico que debéis probar sin duda alguna.

Contenido relacionado