Recordando
Retro Review de 4-D Sports Boxing

Mamporros en 3D

El boxeo (o el noble arte del pugilismo como a los forofos les gusta nombrarlo) ha dado multitud de juegos para nuestras consolas u ordenadores, con más o menos acierto, algunos incluso pasando a la historia del mundo de los videojuegos. 4-D Sports Boxing es un ejemplar que, si bien fue bastante innovador en su época (de hecho requería máquinas más potentes que el resto de juegos coetáneos), hoy en día ha caído un poco en el olvido.

El juego fue desarrollado por una compañía especializada en juegos deportivos, Distinctive Software Inc., que tiene en su haber Test Duel, algunos NFL Billy Elliot's Nascar, aunque era habitual que sus producciones fueran distribuidas por terceras compañías, siendo en este caso Mindscape la encargada de hacerlo.

Los desarrolladores quisieron mezclar la parte más arcade del juego, es decir, el combate, con la simulación de una carrera pugilística donde paulatinamente deberemos ir seleccionando a nuestros rivales en ascendente dificultad, mientras entrenamos a nuestro personaje y vamos progresando. Este entrenamiento consistirá en mejorar las tres habilidades básicas de nuestro personaje: velocidad (para movernos y golpear más rápido), fuerza (para golpear más fuerte) o la resistencia (para poder golpear y ser golpeados sin cansarnos tan rápidamente). Dependiendo de nuestro estilo de juego, será recomendable subir más rápido una habilidad u otra, pero nunca deberemos descuidar ninguna de las tres, para no tener un boxeador muy descompensado.

Sin embargo, antes de empezar el campeonato, el juego nos permitirá personalizar a nuestro personaje: nombre, estatura, peso, las barras iniciales de habilidad, así como la vestimenta y la cara. Una vez preparado nuestro personaje y entrenado, podremos escoger de entre una lista a nuestro contrincante.

Tras la clásica presentación de los púgiles y las normas del combate (número de rounds y tiempo por cada uno), comenzarán las hostilidades. El juego posee de todo el repertorio de uppercuts, ganchos, etc. habituales de este deporte, así como la defensa que deberemos cuidar para minimizar los daños que recibamos al ser golpeados, así como el movimiento de cintura para esquivar algunos.

En la parte inferior de la interfaz veremos tres barras que nos indicará la resistencia del personaje (si se vacía el personaje caerá a la lona), la fuerza restante que tenemos (a más llena, más fuerte golpearemos), y luego una tercera barra amarilla que es como una resistencia general, que servirá para ir rellenando las otras y, si se vacía, si alguno de los contendientes cae a la lona, difícilmente se levantará, y aunque no caiga, las otras barras no se recargarán. Esta barra se recuperará un poquito al final de cada round.

Hay un último detalle en la interfaz, representado por dos guantes, que indica a qué distancia se encuentran los púgiles. Cuando la barra que queda en medio se vuelva amarilla significará que tenemos al enemigo al alcance de nuestro puño. Cuando uno de los contrincantes cae a la lona, deberemos tener en cuenta esta barra para alejarnos lo suficiente y no ser descalificados. Como elemento curioso, podemos realizar varios tipos de celebraciones y "vacileos", que no servirán para nada más que aumentar nuestro ego.

El juego se desarrolla por defecto en una cámara fija (sobretodo para aquellos ordenadores más lentos), pero las opciones de cámara de 4-D Sports Boxing es realmente completa, pudiendo prácticamente colocar la cámara donde queramos, con el zoom que queramos... Luego también nos permitirá ver las repeticiones del combate, por si queremos perfeccionar nuestra técnica y ver donde hemos podido cometer errores.

Y de esta forma, deberemos ir ganando un combate tras otro hasta enfrentarnos en la gran final por el título de campeón del mundo contra The Champ, un rival realmente peliagudo.

Sin duda alguna, 4-D Sports Boxing fue un juego muy bueno, muy entretenido y completamente adelantado a su época, pero que ha envejecido bastante mal, sobretodo por sus personajes tridimensionales completamente formados por polígonos muy planos. Aún así, resulta entretenido y no está de más echarle una partidilla.

Contenido relacionado