Recordando
Retro Review de Pang

Recorriendo el mundo reventando burbujas

Hoy vamos a recordar a un clásico entre clásicos, un juego desarrollado por Mitchell Corporation que a día de hoy es recordado por todos los que pudimos disfrutar de él en su época. Este título no es otro que Pang, en el que tenemos que dar la vuelta al mundo destruyendo burbujas a base de disparos.

Pang se publicó en 1989 para sistemas Arcade, y según la versión se conoce también como Buster Bros. El juego fue aclamado tanto por la crítica especializada como por el público, y esto provocó que el título fuera publicado en multitud de plataformas domésticas. En el año 1990 fue publicada la secuela, Super Pang, que traia nuevos niveles y mejoras.

Pang parece estar basado en un juego llamado Cannon Ball (o Bubble Buster), publicado en 1983 por Hudson Soft. Aunque gráficamente es muy inferior, se puede comprobar que el sistema de juego es básicamente el mismo.

Los protagonistas del juego son los hermanos Buster, que tienen la misión de salvar La Tierra. Para ello, deben recorrer los lugares más icónicos de todo el mundo destruyendo unas molestas burbujas (o bolas) que nos harán la vida imposible. Que sean dos hermanos no es casualidad, ya que el juego ofrece cooperativo a dos jugadores, uno de los grandes atractivos del juego.

El juego está formado por 50 niveles diferentes distribuidos en 17 destinos del mundo: Mt. Fuji, Mt. Keirin, el Templo Esmeralda, Angkor Wat, Australia, el Taj Mahal, Leningrado, París, Londres, Barcelona, Atenas, Egipto, Kenia, Nueva York, Las Ruinas de los Mayas, Antártida, y por último la Isla de Pascua. Al ir a una zona veremos donde está situada en el Mapamundi, y luego cada escenario tendrá un fondo característico de la zona donde estemos. A parte de esto, los escenarios se diferencian básicamente por los elementos distribuidos por la pantalla, que son las burbujas a destruir, bloques (algunos destruibles) y escaleras. A medida que avanzamos los niveles se irán complicando hasta niveles muy preocupantes.

Nuestros personajes empiezan cada nivel armado con un arpón, con el cual podemos disparar solamente hacia arriba. Con este arpón tenemos que destruir las burbujas del nivel antes de que se acabe el tiempo. Cada vez que destruimos una, esta se divide en dos más pequeñas, así hasta que conseguimos destruir las más pequeñas. Es muy importante saber destruir las burbujas siguiendo una estrategia, ya que sino se llenará la pantalla de ellas y será casi imposible esquivarlas, lo que significa una muerte segura cuando nos toque una de ellas.

Con nuestro arma también podemos destruir algunos bloques que hay por el escenario, para darnos más margen de maniobra o hacer que algunas burbujas que estén encerradas salgan. En los niveles también van apareciendo algunos animales muy molestos que tenemos que destruir antes de que nos toquen, ya que si lo hacen nos penalizarán sin poder disparar durante unos segundos, lo que puede suponer la pérdida de una vida.

El juego ofrece diferentes power-ups para ayudarnos en nuestra misión. Estos power-ups salen de las burbujas al ser explotadas. Son los siguientes:

  • Doble arpón: Podemos disparar dos arpones a la vez
  • Super arpón: Un arpón que se queda enganchado un tiempo limitado o hasta que una burbuja o animal lo toca.
  • Pistola: Una potente pistola que dispara dos proyectiles a la vez.
  • Campo de fuerza: Nos permite recibir un golpe sin morir.
  • Reloj de arena: Ralentiza las burbujas durante unos segundos.
  • Reloj: Congela las burbujas durante unos segundos.
  • Dinamita: Hace todas las bolas pequeñas. Mucho cuidado con este power-up ya que  si hay muchas bolas en pantalla nos perjudicará más que ayudarnos.
  • Vida extra.

Además, a lo largo de los niveles aparecen frutas que nos otorgarán puntos de bonus al recogerlas. Hay que ser rápido ya que desaparecen tras pocos segundos de caer al suelo.

Pang es un juegazo totalmente jugable a día de hoy. Como en todos los arcades de aquella época, hay que tener paciencia ya que la dificultad es bastante elevada, pero teniendo esto en cuenta y sobre todo si podemos jugarlo con un amigo, la diversión está 100% garantizada.

Contenido relacionado