Recordando
Retro Review de Titanic

A la búsqueda del Titanic

Cómo muchos sabreis, el RMS Titanic fue un transatlántico construido en el Reino Unido, el más grande jamás realizado. Sin embargo, su historia fue de lo más trágica, ya que en su viaje inaugural hacia Nueva York naufragó tras chocar contra un iceberg, hundiéndose el 15 de abril de 1912. Más de un millar de personas perecieron en el naufragio y, desde entonces, ríos de tinta han corrido sobre el tema.

En el año 1997, el cineasta James Cameron arrasó en taquilla y en los Oscars con una nueva versión de la tragedia. Pero Topo Soft, esa querida compañía española puso su granito de arena poniendo de actualidad casi una década antes el hundimiento del Titanic, lanzando un juego con el mismo nombre.

El argumento del juego es el siguiente: dos investigadores, Urine y Deepman, llevan años investigando un nuevo traje de buzo, que permita pasar horas bajo el agua y a gran profunidad. Para hacer una prueba real, deciden ir a buscar los tesoros del Titanic, pero el viaje no será tan sencillo como a priori puede parecer, ya que las amenazas marinas están en cualquier rincón.

El juego se desarrolla en dos pantallas: la primera deberemos bucear por un laberíntico mapa submarino hasta llegar al Titanic; la segunda se desarolla en el interior del transatlántico, donde deberemos conseguir los tesoros. 

Titanic es un plataformas de scroll multidirección, es decir, podremos movernos en las cuatro direcciones del mapa, siempre que éste nos lo permita, desplazándose la pantalla en aquella dirección en la que nos dirigimos. Una vez puestos a los mandos de nuestro buzo, deberemos estar al tanto de los indicadores de la interfaz. Además del número de vidas, indicadas con las gafas de buzo, tenemos el nivel de oxígeno, que podremos ir rellenando con las bombonas que encontraremos por el mapa (en el fondo, es un cambio del clásico contador de tiempo para finalizar la pantalla), así como el número de arpones restantes, que también podremos rellenar cogiendo el ítem correspondiente.

En la primera pantalla, como hemos comentadio anteriormente, consiste en encontrar el camino al Titanic. Además de resolver la laberíntica pantalla, tendremos que esquivar o abatir a numerosos enemigos: tiburones, rayas, pirañas, plantas carnívoras... Una de las dificultades radica en que no podremos utilizar nuestro arpón alegremente, ya que la munición es limitada, así que mejor dispararlo en los casos en los que nos sea dificil avanzar o estemos en riesgo de perder una vida. Por si fuera poco, hay una zona que deberemos evitar ya que hay residuos radioactivos que nos hará perecer si nos acercamos demasiado.

La segunda pantalla es muy similar a la primera en cuanto a la mecánica del juego, con el añadido de tener que recoger dinamita para volar la caja fuerte del barco. El entorno sí que es muy diferente ya que nos encontramos en el interior del barco y los enemigos también cambian: pulpos, estrellas de mar, peces espada...

No os destriparemos el final del juego, pero solo podemos decir que los chicos de Topo Soft son unos auténticos cachondos. Resumiendo, un gran juego, con una altísima dificultad por la cantidad de enemigos y el riesgo de no morir asfixiados por falta de oxígeno, pero que nos mantendrá enganchados hasta descubrir el tesoro que nos depara el Titanic.

No hace falta decir que el apartado musical, a cargo de Gominolas, tiene un altísimo nivel y complementa perfectamente el juego.

Contenido relacionado