Recordando
Retro Review Sonic the Hedgehog Spinball

Un pinball muy peculiar

Pinball, flipper, petaco, milloncete, máquina del millón... muchos nombres tiene esta máquina que nos reta a mantener la bola dentro del juego solo con la ayuda de dos botones para mover las palancas e impulsar la bola hacia arriba. En los años 90 Sega tuvo la idea de mezclar su famosa mascota Sonic con las máquinas de pinball, obteniendo un curioso resultado pero no del todo satisfactorio.

Sonic The Hedgehog Spinball fue publicado en 1993 para el sistema Mega Drive. En 1994 salió la versión para Game Gear, y en 1995 la versión para Master System. Posteriormente ha salido en diferentes colecciones y versiones digitales para consolas más modernas. El título del juego Spinball es un juego de palabras entre las máquinas de Pinball y el movimiento llamado Spin Dash de Sonic. Curiosamente, este juego junto a Dr. Robotnik's Mean Bean Machine son los únicos títulos de Sonic que utilizan personajes sacados de los dibujos animados de Sonic.

La historia del juego no tiene desperdicio alguno. El Dr. Robotnik vuelve a hacer de las suyas y ha creado la fortaleza Veg-O-Fortress, la cual usa la energia de las Chaos Emeralds para convertir animales en robots. Sonic y Tails van en avioneta para detener al malvado Doctor pero Sonic es golpeado y cae al agua. Por suerte vive para contarlo y consigue entrar en la fortaleza. Pero el Dr. Robotnik, que es muy creativo, ha ideado un sistema de defensa basado en máquinas de pinball, así que Sonic tiene que hacer de bola para poder traspasar estas defensas y conseguir las Esmeraldas.

El juego empieza con Sonic saliendo del agua y entrando en el primer nivel. Con los 3 botones podemos accionar cada una de las palas o bien las dos simultáneamente. Dando impulso a Sonic con las palas tenemos que meterlo por diferentes lugares para ir desbloqueando nuevos caminos y acceder a las diferentes Chaos Emeralds. Una vez tenemos todas las Esmeraldas del nivel, se desbloquea el jefe de fase al cual tendremos que vencer. Si Sonic cae bajo las palas perderemos una vida, como en un Pinball normal, y si perdemos todas, el juego se acabará.

El juego está formado por cuatro niveles diferentes: El Alcantarillado, La central Eléctrica, la Fabrica de Robots y finalmente una plataforma de despegue. Cada uno de los escenarios están llenos de enemigos y elementos que podemos golpear para ganar puntos adicionales. En la parte superior hay un letrero electrónico que nos muestra la puntuación y mensajes que indican eventos del juego y que misión tenemos en cada momento.

A estos cuatro niveles se le suman las fases de bonus que se juegan al completar cada nivel. En estas fases de bonus se muestra a Sonic jugando a un máquina de Pinball. En estas fases debemos completar el objetivo que nos digan con las 3 bolas disponibles. Pulsando los botones a la vez, Sonic agita la máquina, que puede ser útil pero puede provocar falta y perder la bola. Además de estas fases hay otras ocultas por los niveles en los que controlamos a Sonic jugando al Pinball con varias bolas en juego.

En esta extraña mezcla entre Sonic y Pinball está el principal problema de este juego. No es un juego de Sonic convencional: no hay velocidad, loops, power-ups, variedad de escenarios... lo necesario para contentar a cualquier fan de Sonic. Tampoco es un Pinball auténtico, y no ofrece la rapidez y acción que tienen que ofrecer este tipo de máquinas. A esto hay que sumarle algunos problemas en el control y en el framerate del juego, que provoca que sea difícil disparar con precisión, algo fundamental en un pinball.

Pese a esto, Sonic the Hedgehog Spinball es un juego muy resultón gráficamente y que puede entretener sin problemas, sobre todo si nos gusta el universo de Sonic. No dudéis en probarlo si queréis ver al erizo azul en un contexto totalmente diferente.

Contenido relacionado