Recordando
Retro Review de Coliseum

El Ben-Hur de los 8 bits

Si hubo una cosa que caracterizó a los lanzamientos para 8 bits en España, es que eran capaces de hacer juegos sobre cualquier temática, muchas veces aprovechando el tirón de alguna licencia cinematográfica. En el caso que nos ocupa, Coliseum de Topo Soft, nos hacía rememorar las míticas carreras de cuádrigas de la no menos mítica Ben-Hur, protagonizada por Charlton Heston.

Aunque fue un juego que podríamos considerar menor en la obra de Topo Soft, es lo bastante peculiar y diferente como para que le dediquemos unas líneas. Además, fue uno de los cinco juegos que compuso el archiconocido pack "Erbe 88", donde se distribuyeron juegos que no habían sido comercializados anteriormente pero que tenían suficiente calidad como para ello. El pack tuvo una excelente acogida, por lo que Coliseum fue bastante conocido en su día.

Como siempre, antes de desgranar el juego comentaremos su argumento: Tras escalar posiciones y convertirte en uno de los oficiales romanos más respetados, el jefe de la Guardia Pretoriana, movido por sus celos te acusa de traición. Para restituir el honor perdido solo tienes una opción: tomar las riendas de una cuádriga y ganarte la gloria en el Coliseo.

El juego consta de 4 fases y en cada una de ellas deberemos dar cuatro vueltas al Coliseo, información que podemos ver en la parte superior de la interfaz, donde además se nos mostrará el arma que tenemos equipada y la vida de nuestro personaje (Ben-hur, toma ya) y la de nuestro contrincante.

Para acabar con nuestros contrincantes tenemos dos opciones, cada una de ellas con unas consecuencias. La primera vía es empujarlos contra los obstáculos que aparecen durante la carrera, lo bueno de esta forma es que acabaremos inmediatamente con nuestro enemigo pero no recuperaremos la vida que hayamos perdido mientras intentábamos hacer esta maniobra y tampoco conseguiremos su arma. La segunda vía es derribarlo utilizando nuestra arma, de esta forma si que recuperaremos la barra de vida al acabar con él y podremos coger el arma que nuestro contrincante llevase equipada.

Hay armas tanto de cuerpo a cuerpo como a distancia y también varía el daño que hace cada una de ellas. De menor a mayor daño en el cuerpo a cuerpo: hacha, espada, maza y tridente. Las armas a distancia tienen la particularidad de matar al instante a nuestro contrincante, pero es difícil acertar, tanto con la red como con la lanza.

Por si fuera poco tener que luchar a tumba abierta contra nuestros contrincantes, hay algunas cuádrigas que nos lo pondrán aún más difícil puesto que llevan unos pinchos en las ruedas que nos quitarán vida sin necesidad de ser atacados por el auriga.

Gráficamente el juego está muy bien, sobretodo el efecto de giro al llegar a la curva del Coliseo y la intro musical también, pero los efectos sonoros en el juego son bastante repetitivos.

Un juego bastante entretenido (y difícil, como no) que quizá haya ido perdiendo fama con el paso de los años y sea poco recordado, pero sin duda alguna merece nuestra atención.

Contenido relacionado