Recordando
Retro Review Atari Boxing

A dar puñetazos sin complicaciones

En esta ocasión volvemos a la época de Atari 2600, una de las primeras consolas domésticas de la historia. En aquel entonces los juegos eran sencillos por necesidad, ya que las limitaciones técnicas de la época no permitían realizar juegos complejos. Pero los desarrolladores de entonces sabían como afrontar estas limitaciones y conseguían que la sencillez fuera uno de los puntos fuertes de sus juegos, como es el caso de Boxing, nuestro protagonista.

Boxing es un juego de 1980, y fue uno de los primeros juegos publicados por Activision, desarrollado por Bob Whitehead, un trabajador de la compañía. El juego estaba basado en un título llamado Boxer que iba a ser lanzado en 1978, pero finalmente fue cancelado. El juego fue bien recibido en su momento, y con el tiempo se ha convertido en uno de los juegos icónicos de Atari.

Boxing presenta el cuadrilátero desde una vista aérea, donde vemos a los dos boxeadores, uno de color blanco y otro de color negro, enfrentados. El objetivo de cada boxeador es impactar con sus puños en la cara del contrincante. Si el puñetazo impacta desde una distancia larga, cuenta 1 punto, si impacta desde una distancia corta, cuenta 2 puntos. Durante el combate no hay asaltos ni knockouts, el combate acaba cuando el tiempo llega a 120 segundos (y ganará el boxeador que más puntos lleve) o bien cuando uno de los boxeadores alcance los 100 puntos.

Aunque el juego es extremadamente sencillo, eso no implica que no se puedan realizar ciertas tácticas para ganar el combate. Por ejemplo, podemos acorralar al enemigo contra las cuerdas para que no pueda evitar nuestros golpes, o intentar realizar rápidos combos de izquierda-derecha.

Para hacerlo más divertido, el juego ofrece dos niveles de dificultad contra la máquina, además de un modo para que dos jugadores puedan luchar uno contra otro.

Recuerdo una anécdota divertida con este juego de cuando jugaba de pequeño. Mi privilegiada mente de niño pensaba que los dos muñecos que salían en la pantalla eran cangrejos dándose golpes con sus pinzas. Años más tarde, al ver de nuevo el juego y el título de éste entendí que llevaba años equivocado.

Obviamente, Boxing se ha quedado completamente anticuado, pero de todas formas sigue siendo un juego divertido y curioso el cual merece la pena probarlo.

Contenido relacionado