Recordando
Retro Review de Saimazoom

El sabor de un gran café

En la retro review de hoy nos vamos a adentrar en una de las primeras creacioes de Dinamic, la compañía patria por excelencia. Saimazoom fue el primer éxito de los hermanos Ruiz a bordo de la innovadora y recién creada compañía Dinamic quienes, como muchos de vosotros sabéis, empezaron tan árduo viaje en una buhardilla en una casa de Bohadilla del Monte, también conocida como "La mansión Dinamic".

Como era habitual en los juegos de la época, se hacían muchas referencias a personajes o productos famosos de una forma velada pero lo suficientemente clara como para que cualquiera mínimamente avispado, se diera cuenta. El título, por ejemplo, hace referencia al café Saimaza y, de hecho, ese es el argumento del juego, ya que nuestro personaje deberá recorrer la selva en busca de cuatro sacos de café. Por otra parte, el protagonista se llama Johnny Jones (en el Reino Unido se llamó Indiana Smith), una referencia clarísima al aventurero más famoso del séptimo arte, Indiana Jones.

El juego forma parte de una trilogía, completada por Babaliba y el mítico Abu Simbel Profanation.

Una de las primeras cosas que impresiona del juego es lo grande del mapa para la época. Dispone de 100 pantallas, no sé si decir que era un hito para la época, pero desde luego algo realmente destacable.

Una vez puestos en harina, le echamos un ojo a la interfaz. Obviamente, es bastante sencilla, con su indicador de vida (que en este caso no es de vida, si no de sed, que deberemos ir recargando con las cantimploras que encontremos en nuestra aventura), número de vidas, tiempo transcurrido, puntos conseguidos y el inventario (que dispone de cuatro huecos).

Los enemigos aparecen aleatoriamente en cada pantalla, nos podremos encontrar serpientes o miembros de peligrosas tribus que tendremos que evitar para evitar morir, o abatirlos con las pistolas que encontraremos en el mapeado. Además de los enemigos, tendremos que hacer frente a obstáculos del terreno como montañas o ríos. En el primer caso, podremos sortearlas utilizando un pico, mientras que en el segundo con una canoa. Hay un caso análogo al de las montañas, que son la vegetación que deberemos eliminarla utilizando un machete.

Uno de los cuatro sacos siempre se encontrará en las catacumbas, para las que necesitaremos una llave para poder acceder. Una vez tengamos los cuatro sacos en nuestro poder, deberemos volver al punto de partida para dar por finalizado el juego, para ver el mensaje de victoria: "Ahora es el momento de disfrutar de un buen café".

El juego es muy sencillito, algo habitual en la época y, aunque estuvo lejos de otros coetáneos como Sabre Wulf, es bastante notable, teniendo en cuenta además que estaba realizado por una compañía que aún no se había profesionalizado.

En el año 2005 se realizó un port para MSX con gráficos muy mejorados y una jugabilidad afinada.

Contenido relacionado