Recordando
Retro Review Asteroids

El destructor de rocas por excelencia

Hace unos meses os hablé de Lunar Lander, un juego de Atari publicado en 1979 con un motor de gráficos vectoriales que le dio un aspecto único. Aunque este título no tuvo mucho éxito, su hardware también se utilizó para crear Asteroids, un mítico arcade de Atari que arrasó mundialmente en 1979.

Asteroids fue diseñado por Ed Logg junto a Lyle Rains, entonces trabajadores de Atari. El juego fue un rotundo éxito, vendiendo 70.000 unidades en todo el mundo. De hecho, tuvieron que reconvertir cabinets de Lunar Lander en Asteroids para hacer frente a la demanda, y en algunas máquinas tuvieron que instalar contenedores de monedas más grandes para evitar que se llenasen en pocas horas. Por supuesto, el juego fue versionado a muchas plataformas, incluyendo las propias consolas de Atari.

El concepto del juego es muy simple y uno de los más vistos y recordados en la historia de los videojuegos. Controlando una pequeña nave por la pantalla, debemos hacer frente a numerosos asteroides y platillos volantes para conseguir la máxima puntuación posible. La nave puede girar a derecha e izquierda, y controlar los motores para avanzar en la dirección en la que apunte la nave. La nave también puede ser enviada al hyperespacio, con lo que conseguiremos que aparezca en otro punto del escenario. Con esta táctica podemos salvar la nave, pero también podemos enviarla al lado de un asteroide y causar su destrucción. Los bordes de la pantalla también hay que tenerlos en cuenta, ya que cuando nuestra nave o un asteroide llegue a uno de los límites, aparecerá por el límite opuesto de la pantalla.

Debemos disparar a los asteroides y a los platillos para destruirlos. Cuando disparamos a los asteroides más grandes, estos se dividen en asteroides más pequeños y rápidos, lo que hará que sean más difíciles de destruir. El juego está dividido por rondas de asteroides, y a cada ronda el número de asteroides aumenta, llegando a ser extramadamente difícil.

La partida empieza con 3 vidas disponibles, y cada 10.000 puntos obtendremos una vida extra. Cada vez que nos alcance un disparo o un asteroide, perderemos una vida, y al perder todas las vidas la partida acabará.

El juego no tiene fin, y eso quiere decir que se pueden llegar a conseguir puntuaciones verdaderamente monstruosas. El record actual lo consiguió John McAllister en 2010 y es de 41,338,740 puntos. Tal hazaña se retransmitió en streaming en una maratón de 58 horas.

Como veis, Asteroids es un juego muy simple pero que te puede llegar a enganchar si te gusta su jugabilidad. Una jugabilidad sencilla pero eficaz junto a unos vistosos gráficos vectoriales que hacen que Asteroids sea uno de los juegos más recordados de todos los tiempos.

Contenido relacionado