Recordando
Retro Review de Gunfright

El pistolero más rápido del oeste

Hoy vamos a hablar de Gunfright, uno de los juegos más conocidos que salieron exclusivamente para ZX Spectrum. Aparecido en el año 1986, fue uno de los títulos más exitosos de la aclamada compañía Ultimate Play the Game, que unos años más tarde acabaría convirtiéndose en Rare, que también nos ha legado multitud de juegazos.

Un elemento que distinguió a la compañía fue el motor Filmation, que permitía desarrollar los juegos en una vista isométrica, por lo tanto, los personajes podían moverse en las cuatro direcciones del mapa. Este motor resultó ser óptimo para el desarrollo de aventuras, como el mítico Knight Lore.

En Gunfright nos pondremos en la piel del intrépido sheriff de Black Rock, llamado Quickdraw (toda una declaración de intenciones el nombre), que deberá acabar con unos cuantos forajidos a los que se ha puesto precio por su cabeza. Antes de iniciar cada caza del bandido, hay un minijuego en el que empezarán a caer bolsas de dinero y deberemos dispararlas para ganar algo de caja inicial para comprar munición. Una vez finalizada esta pantalla, iremos al juego en sí que se desarrolla en una ciudad isométrica del oeste, donde deberemos encontrar al bandido en cuestión del que podemos ver una imagen y la recompensa que ofrecen en la parte izquierda de la interfaz, así como el dinero que tenemos disponible, las balas en el cargador y el precio de las balas y un caballo (este último nos servirá para ir más deprisa). Además de caminar por las polvorientas calles del pueblo, podremos entrar a ciertas construcciones en busca de nuestro objetivo.

Para dar con él, deberemos fijarnos en la gente del pueblo que nos señalarán con el dedo la dirección en la que se encuentra. Para iniciar el duelo lo único que tendremos que hacer es dispararle, pasando a un minijuego donde deberemos desenfundar y disparar más rápido que nuestro enemigo, que se desplazará dentro de una zona delimitada intentando evitar que hagamos blanco. Una vez abatido, cobraremos la recompensa que también servirá para que intentemos batir el récord de anteriores partidas. Hay 20 objetivos a los que vencer antes de finalizar el juego.

Por último, hay un tercer precio que tendremos que tener en cuenta además de la munición y los caballos: las multas. Estas deberemos pagarlas si cometemos el error de disparar a un ciudadano o si éste recibe un disparo de un bandido. Las multas pueden ser muy elevadas, así que tendremos que estar ojo avizor. 

Hoy en día, como muchos juegos de ZX Spectrum o similares, han envejecido y pueden resultar muy básicos y repetitivos, pero Gunfright fue en su día muy entretenido y apreciado, así que merece estar en nuestra sección de Retro Reviews.

Contenido relacionado