Recordando
Retro Review American Gladiators

Los gladiadores de la tele

Normalmente en las Retro Review tratamos juegos que por su alta calidad técnica y por la huella que dejaron en el imaginario colectivo merecen ser tratados. Pero también hay que darles la oportunidad a otros que resultaron curiosos en su momento y porqué no solo de juegazos vive el gamer.

A principios de los años 90 causó furor un concurso televisivo americano consistente en la participación de atletas amateurs en una serie de pruebas de fuerza, agilidad y destreza. El objetivo era ir superando las eliminatorias, derrotando a nuestros rivales e, incluso, a los gladiadores del programa. El programa fue conocido como American Gladiators.

El éxito del programa era el mejor caldo de cultivo para dar el salto al mundo de los videojuegos y seguir haciendo dinero con la licencia. Del desarrollo se encargó la poco conocida Incredible Technologies. 

Al principio del juego podremos escoger dos modalidades, la One to One, en la que participaremos solo contra un contrincante (ya sea contra la CPU o contra otro jugador), o el Torneo donde participaremos en rondas eliminatorias. Por otra parte, también podremos escoger el sexo de los gladiadores.

Primera prueba (Coming up)

Deberemos avanzar verticalmente por una pista con obstáculos donde nos podremos parapetar para evitar que el gladiador que está en el altar nos acierte al disparar su bola. En cada parapeto tenemos un arma con la que intentar acertar nosotros a nuestro contrincante, siendo ese nuestro objetivo.

Segunda prueba (Joust)

Esta es probablemente una de las pruebas más recordadas. Los dos gladiadores se suben a una pequeña tarima circular que se encuentra elevada unos cuantos metros respecto al suelo y, armados con un palo acolchado en ambos extremos, debemos empezar a golpear a nuestro enemigo hasta hacerlo caer de la tarima o quitarle toda la vida.

Tercera prueba (Human Cannonball)

En esta tercera prueba nos lanzaremos desde una superficie agarrado a una cuerda y el objetivo es golpear al gladiador que se encuentra en una plataforma al otro extremo.

Cuarta prueba (The Wall)

Otra de las pruebas más míticas, en las que tenemos que escalar una pared más rápido que nuestro adversario y teniendo en cuenta que detrás nuestro sube un gladiador dispuesto a darnos caza. Básicamente hemos de orientar a nuestro personaje en la dirección de los agujeros hechos en la pared para ir avanzando.

Quinta prueba (Atlasphere)

Encerrados en una bola, tendremos que coger impulso para hacerla rodar y conseguir subir a unas superfícies con un orificio en el centro y dejar la bola parada allí para puntuar. Lo difícil de esta prueba es conseguir el impulso necesario para meternos en el orificio sin pasarnos ni quedarnos cortos.

Sexta prueba (Powerball)

En esta prueba hay dos recipientes repletos de bolas, uno en cada extremo, donde deberemos coger una y depositarla en uno de los contenedores situados en el lado opuesto. Parece fácil pero gladiadores del programa estarán ahí para hacernos placajes y evitar nuestro objetivo.

Séptima prueba (Eliminator)

El nombre de la prueba acongoja un poco, pero realmente es una suerte de pista americana con rampas, tirolinas, vallas, superficies deslizantes... El objetivo es completar la prueba antes que nuestro adversario.

Cada prueba que vayamos superando nos hará ganar puntos y, al final de todas las pruebas, dependiendo nuestro marcador pasaremos a la siguiente ronda o no.

El juego no tuvo mucho éxito debido sobretodo al infernal y tosco control que tenía y se echaba en falta alguna explicación en algunas de las pruebas. Además, alguna de las pruebas resultaban realmente aburridas y simples como la del Human Cannonball.

En esta ocasión y sintiéndolo mucho, un juego que no podemos recomendar.

Contenido relacionado