Recordando
Retro Review de Heroes of Might and Magic: A Strategic Quest

Estrategia fantástica por turnos

El protagonista de hoy es el primer juego de una saga de estrategia por turnos que ha llegado a la actualidad con nada más y nada menos que 6 entregas principales. Este título es Heroes of Might and Magic: A Strategic Quest, un juego ambientado en un mundo fantástico que ofrece al jugador un gameplay realmente único y adictivo.

Heroes of Might and Magic fue desarrollado y publicado por New World Computing en 1995 para PC y Mac. Curiosamente, en el año 2000 fue publicada una versión para Game Boy Color y en 2001 para Playstation 2. El juego surgió como un spin-off de Might and Magic, una saga de juegos de rol clásico que empezó en 1986, cuenta con 10 entregas, la última publicada en 2014 para PC. Gracias al buen hacer de New World Computing, Heroes of Might and Magic tuvo una gran aceptación entre el público, convirtiendo este spin-off en una gran saga con múltiples secuelas y expansiones.

El juego explica la historia de Lord Morglin Ironfist, el cual tiene que huir de su tierra porqué su primo Ragnar ha usurpado su trono. En su huida, Morglin llega a Enroth, una tierra aún sin conquistar pero con 4 señores de la guerra que deberán luchar por ella: Lord Slayer el Bárbaro, Queen Lamanda la hechicera, Lord Alamar el Warlock y el mismo Morglin.

Como buen juego de estrategia, el sistema de juego es bastante complejo e imposible de explicar en toda su magnitud en unos pocos párrafos. A grandes rasgos, es un juego de estrategia por turnos, es decir, en cada turno tenemos unos puntos de movimiento que podemos gastar, y una vez gastados será el turno de los contrincantes. Con estos puntos podemos mover a nuestros héroes por el mapa, que deberán descubrir fuentes de recursos, liderar tropas, luchar contra enemigos y finalmente conquistar los castillos enemigos.

Durante el turno podemos gestionar las bases que tengamos en nuestro poder, construyendo edificios que harán que podamos producir diferentes tipos de unidades, nos darán bonus o bien mejorarán las defensas de la base. Las bases y castillos son el elemento principal del juego, para ganar las partidas deberemos conquistar todos los castillos, y perderemos la partida si nos quedamos sin ninguno.

Para contratar unidades y mejorar las bases son necesarios diferentes recursos, como oro, minerales o azufre. Estos recursos se consiguen gracias a fuentes de recursos que están repartidas por el mapa y debemos controlar y defender de los héroes enemigos. Es una parte esencial de la partida, ya que sin ellos no podremos crear el ejército necesario para pode derrotar a los enemigos que encontramos por el mapa y a los héroes enemigos.

Hay 4 clases diferentes de héroes, bases y criaturas: Guerreros, Bárbaros, Hechiceros y Warlocks. Las dos primeras clases se basan en fuerza y las otras 2 en magia, cuyos héroes tienen hechizos mágicos. Según la clase de castillo, podrá generar unas criaturas u otras.

Por último, hablaré del combate del juego. Cuando entramos en una batalla al llegar a la misma posición que una criatura, héroe enemigo o castillo, el mapa cambia por un mapa estratégico donde vemos las tropas que lleva nuestro héroe en ese momento. Nuestro héroe puede llevar con él 5 criaturas diferentes, aunque en cada criatura se pueden agrupar un ilimitado número de esa criatura. Cuanta más unidades tengamos de esa criatura, mayor será el daño que causará a unidades enemigas. Con nuestro héroe podemos ejecutar habilidades especiales para atacar al enemigo o conseguir diferentes bonus para nuestras tropas. Las criatuas pueden moverse por el mapa, cada una con un número de pasos determinado, y hay tanto criaturas con ataque cuerpo a cuerpo como a distancia.

Mucho me dejo por explicar de Heroes of Might and Magic, cuyo gameplay se ha vuelto más complejo aún a lo largo de los años, pero espero que al menos haya resaltado los puntos más significativos de este gran juego de estrategia que creó de la nada una gran saga.

Contenido relacionado