Recordando
Retro Review Tapper

Marchando una cerveza!

Hace tres décadas, una de las compañías más notorias en el mundo de los videojuegos, Midway, empezaba a despuntar en la división Bally / Midway, tras su fusión década y media atrás con Bally, fabricante de máquinas de pinball.

En ese año, en plena efervescencia de las máquinas arcade en bares y centros recreativos, la compañía desarrolló un juego que fue un icono en la época, Tapper, el barman más querido por todos los gamers.

Esto es una suposición y no está basada en ningún hecho constatado, pero parece ser que el juego fuera ideado por algún miembro de la compañía tras visitar un clásico bar americano donde se colocaban las máquinas recreativas para que los clientes jugaran y, ya de paso, vaciaran sus bolsillos de monedas.

Antes de explicar la mecánica del juego, nos detendremos en el punto más curioso del mismo. Como muchos recordaréis, en Tapper al fondo del bar aparece el logo de la conocida marca de cerveza Budweiser, pero no fue la única versión que apareció en arcade. Un año más tarde, se creó una versión llamada Root Beer Tapper, en la que no se servían cervezas normales, sino cervezas de ráiz, un refresco bastante popular en América, que no dispone de alcohol. Esto se hizo para evitar que el juego fuera un reclamo para que los jóvenes bebieran. El protagonista de Tupper también cambia su indumentaria, cambiando su clásica vestimenta de barman, por una más juvenil, muy alejada del aspecto tabernero.

La mecánica de juego de Tapper es sencilla pero adictiva. En la pantalla se muestran cuatro barras de bar y los clientes empiezan a llegar periódicamente y empiezan a pedir bebidas. El jugador deberá moverse de barra en barra llenando una jarra de cerveza y arrastrándola al cliente por la barra. Sin embargo, los clientes no se están quietos y, a medida que va pasando el tiempo, se van acercando al final de la barra, y si llegan al final, nos agarrarán de la pechera y nos echarán del bar, perdiendo una vida. 

Pero antes de lanzar la bebida hacia los clientes, tendremos que tener dos cosas en cuenta: que no estén bebiendo ya y que no estén distraídos. De lo contrario, la cerveza se caerá por el otro extremo de la barra y también perderemos una vida. En cambio, si el cliente coge la cerveza, retrocederá unos cuantos pasos hacia la salida del bar, siendo nuestro objetivo expulsarlos completamente. Por si fuera poco el ajetreado trabajo que tenemos, cuando un cliente finaliza su jarra de cerveza nos la vuelve a lanzar, esta vez vacía, y tendremos que cogerla antes de que se caiga por el borde de la barra, lo que también nos haría perder una vida. Una vez que el cliente acaba de beber, inicia su avance hacia nosotros.

Los clientes, tras beber varias jarras (esto depende del nivel en el que nos encontremos), nos dejará una propina, en cualquier lugar de la barra. Si conseguimos recogerla, ganaremos puntos adicionales y se iniciará el número de entretenimiento para ese nivel, como chicas bailando en la fase del salvaje oeste o cheerleaders en la del estadio deportivo. Cuando se inicia el número, los clientes detendrán su avance, distraídos por la escena, pero seguirán cogiendo jarras de cerveza, así que es un momento idóneo para ir avanzando en el nivel.

Para vencer un nivel tenemos que dejar el bar vacío de clientes, eso sí, todos satisfechos. Después del final de cada pantalla, veremos como nuestro sufrido barman se toma una cerveza para sí mismo, y posteriormente un pequeño número cómico con diferentes resultados (como acabar con la jarra golpeándole la cabeza).

A medida que avanzamos niveles, la dificultad aumenta de la siguiente forma: hay más clientes, se mueven más rápido a través de la barra, retroceden más lentamente cuando cogen sus bebidas y el número máximo de clientes simultáneos aumenta.

Tras completar un bloque de niveles se inicia una pantalla de bonus, conocida como challenge round. En esta pantalla, aparece una barra con seis cervezas, y tras ella, un malvado antagonista que agita todas las jarras excepto una. Tras esta acción, las jarras empiezan a cambiar de posición, por lo que tenemos que seguir con la mirada aquella que no ha sido agitada. Si lo conseguimos, ganaremos una importante vida. El mensaje varía entre Tapper Root Beer Tapper, siendo en el primer caso "This Bud's for You" y en el segundo "This one's for you".

Hay un total de 13 niveles repartidos en cuatro pantallas:

  • Bar del oeste con cowboys
  • Bar en el estadio con atletas
  • Bar de punk-rock con punks.
  • Bar en el espacio con aliens.

Sin duda alguna, el juego requiere de una gran habilidad y reflejos, así como de mucha práctica para poder avanzar entre los diferentes niveles con éxito.

Tras su éxito, empezaron a realizarse multitud de ports para las plataformas caseras que años más tarde llegarían a los hogares. Incluso, en los markets actuales como el de Xbox 360 han recibido su versión.

Como último apunte curioso, para aquellos que no hayan visto la película ¡Rompe Ralph!, que estén atentos porque el barman que aparece no es otro que el de Tapper.

¡Disfruten de la cerveza.... y el juego!

Contenido relacionado